Leonoticias

Dos muertos tras estrellarse una avioneta en Villanueva del Condado

vídeo

Imagen de la avioneta en el lugar en el que se ha estrellado. / Noelia Brandón

  • El suceso tuvo lugar cuando la avioneta sobrevolaba la vivienda de los padres de la pareja del piloto | Los motivos del siniestro aún se desconocen aunque según varios testigos la avioneta perdió altura y «cayó a plomo»| El piloto, de 30 años de edad, natural de Oviedo y de padres leoneses, partió del aeropuerto de Alvedro destino Pamplona | El otro ocupante de la aeronave es un fotógrafo de 43 años

Trágico accidente de aviación en la provincia de León. Dos jóvenes, uno de ellos descendiente de Villanueva del Condado y natural de Oviedo, han perdido la vida en la tarde de este martes cuando la avioneta en la que viajaban se ha estrellado a escasos metros de la piscina municipal de dicha localidad leonesa.

en imágenes

  • Accidente aéreo en León

  • Accidente aéreo en León (II)

Se trata de Víctor Sánchez, un joven de 30 años, que según han confirmado fuentes aeroportuarias a este diario, pilotaba la aeronave que partió del aeropuerto de Alvedro (La Coruña) con destino a Pamplona con “objetivo fotográfico”, según el expediente que figura en el aeródromo gallego.

Sin embargo, pasadas las cuatro de la tarde, la aeronave en la que viajaba el leonés acompañado por otro varón que también falleció en el acto y del que por el momento se desconoce su identidad, se estrelló a escasos metros del casco urbano de Villanueva del Condado, en las inmediaciones de una planta dedicada al tratamiento de especies vegetales y hierbas naturales.

El accidente tuvo lugar cuando el joven sobrevolaba precisamente la vivienda de los padres de su pareja que en esos momentos se encontraba en Asturias.

El otro ocupante de la aeronave era un fotógrafo de 43 años, Jose Luis P.R.

«Se inclinó y cayó a plomo»

Por causas que por el momento se desconocen, la avioneta perdió altura y, según varios testigos presenciales, se desplomó y chocó contra una acequia que destrozó el aparato y provocó el fallecimiento inmediato de los dos jóvenes.

Un testigo presencial del accidente también ha asegurado en el mismo lugar que todo «fue muy rápido». «La avioneta se inclinó y a continuación cayó a plomo», ha relatado. Otros vecinos aseguraron que no vieron nada. “Escuchamos la avioneta y de golpe un golpe muy fuerte. Cuando salimos ya vimos la tragedia”.

Imagen de Víctor Sánchez, uno de los ocupantes fallecido en el accidente.

Imagen de Víctor Sánchez, uno de los ocupantes fallecido en el accidente.

Las primeras informaciones aún son confusas y, según los vecinos de la zona, uno de los ocupantes de la aeronave quería realizar un trabajo fotográfico en la zona, si bien este aspecto no ha podido ser confirmado.

Hasta el lugar del accidente, en un camino rural y próximo a un pequeño canal para la distribución de agua se han acercado numerosos vecinos de la zona que se han dejado ver «conmocionados por el accidente».

Jesús Calleja en el lugar

El aventurero Jesús Calleja, visiblemente afectando, también se acercó hasta la zona del accidente donde su madre tiene una vivienda colindante a la de los padres de la pareja del joven fallecido.

Precisamente, la situación ha alcanzado un sentido dramático después de que varios vecinos de Villanueva asegurasen que el padre del fallecido, natural de la localidad leonesa Devesa del Curueño, ya advirtió en el bar de que su hijo estaba sobrevolando la localidad.

Luto en Villanueva

La familia del joven, que viven entre Villanueva y Oviedo, se encontraba en León con motivo de la celebración de las fiestas patronales que arrancaban este mismo jueves y que desde el Ayuntamiento de Vegas del Condado ya han anunciado su cancelación.

Su alcalde, Manuel Ferreras, ha lamentado el trágico suceso y ha trasladado su pesar a la familia del joven “que están completamente destrozados”. El municipio, según ha asegurado el edil a este el diario, mantendrán el luto así como las banderas que ya ondean a media asta desde el fallecimiento del empresario Antonino Fernández, el alma de Coronita.

Víctor Sánchez poseía el carnet de piloto desde hace varios años, y viajaba acompañado de un copiloto a la hora del accidente. Los padres, ya jubilados, se encontraban en la localidad junto a diferentes miembros de su familia.