Leonoticias

Un exlegionario marroquí, entre los cerebros de los atentados de París

Familiares de las víctimas de los atentados del 13-N en París.
Familiares de las víctimas de los atentados del 13-N en París. / Reuters
  • Abdelilah Himich es para los servicios secretos estadounidenses uno de los que desde Siria concibieron los ataques del 13-N en los que murieron 130 personas

El marroquí Abdelilah Himich, antiguo legionario francés, es para los servicios secretos estadounidenses uno de los que desde Siria -donde se le sitúa desde comienzos de 2014- concibieron los atentados yihadistas del 13 de noviembre de 2015 en París.

La información, recogida por el Centro de Análisis del Terrorismo (CAT) y revelada por la revista estadounidense 'Sentinel', la publicó hoy el periódico francés 'Le Journal du Dimanche' con ocasión del primer aniversario de esos ataques, en los que murieron 130 personas y varios cientos más resultaron heridas.

Himich, alias 'Aboy Souleymane', nació en Rabat en 1989, pero creció en la localidad de Lunel, cerca de la ciudad de Montpellier (sur de Francia), de donde en los últimos años han salido una veintena de jóvenes para integrarse en las filas yihadistas que combaten en Siria e Irak.

'Le Journal du Dimanche' indicó que la justicia francesa lo tiene en su punto de mira en los sumarios referidos a las redes terroristas de Lunel, pero por ahora no ha recibido informaciones de Estados Unidos que permitan vincularlo con las masacres de París de hace un año, ni con las de Bruselas de marzo pasado.

El CAT, que se hace eco de fuentes de los servicios secretos estadounidenses, lo considera "uno de los que concibieron los atentados". En 2008 se enroló en la Legión Extranjera, con la que combatió en Afganistán e incluso recibió varias condecoraciones antes de ser considerado desertor en 2010.

En 2012 fue condenado en Francia por tráfico de drogas al ser capturado con un kilo de cocaína, algo que no le impidió trabajar después para dos empresas de seguridad.

Dos años después marchó a Siria con otros jóvenes de Lunel para integrarse en el Frente Al Nusra (entonces filial de Al Qaeda y actualmente denominado Frente de la Conquista del Levante), antes de enrolarse en el Estado Islámico.