Leonoticias

FÚTBOL

Messi montó supuestamente otra red para evadir impuestos tras ser descubierto por Hacienda

Leo Messi (d), frente a Cristiano Ronaldo durante el clásico.
Leo Messi (d), frente a Cristiano Ronaldo durante el clásico. / EFE
  • El jugador argentino del Barça compró junto a su padre la sociedad panameña Mega Star Enterprises a través de un bufete uruguayo, según El Confidencial

Leo Messi puso en marcha, presuntamente, un nuevo entramado de fraude fiscal al día siguiente de que Hacienda descubriera en 2013 que había diseñado una red societaria para ocultar sus ingresos por derechos de imagen y evadir así los impuestos correspondientes que debía abonar a la Agencia Tributaria, en concreto, 4,1 millones de euros. El jugador argentino del Barcelona y su padre, Jorge Horacio Messi, utilizaron un despacho uruguayo para constituir una sociedad panameña, con la que continúa facturando sus derechos de imagen a espaldas de Hacienda, según desvelaron este domingo El Confidencial y La Sexta gracias a una investigación conjunta con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y el diario alemán Süddeutsche Zeitung.

El bufete uruguayo Abreu, Abreu & Ferres inició el 13 de junio de 2013 los trámites para adquirir la sociedad panameña Mega Star Entreprises Inc. Esta empresa fue creada el 8 de febrero de 2012 por el despacho del país centroamericano Guardia & Co. pero no tenía ninguna actividad, así que el bufete uruguayo puso en marcha los mecanismos necesarios para aquirirla y colocar al frente de la sociedad a presuntos testaferros con la intención de emplearla para ocultar bienes o capitales de uno de sus clientes. Abreu, Abreu & Ferres realizó la compra de Mega Star Entreprises a través de la sucursal en Montevideo de la firma Mossack Fonseca, un bufete panameño con presencia en los principales paraísos fiscales del mundo, siempre según El Confidencial.

La empresa Mega Star Enterprises se encuentra en la actualidad activa, y habría escapado a las investigaciones fiscales en España de la familia Messi ya que no figuraría el nombre del futbolista argentino entre los administradores. Sin embargo, varios documentos publicados por El Confidencial probarían que tanto Leo Messi como su padre son los verdaderos propietarios. El despacho Mossack Fonseca colocó al frente de Mega Star Enterprises Inc., en connivencia con su cliente uruguayo, a cinco testaferros para que fueran los únicos rostros visibles de la compañía. Según consta en las escrituras de la mercantil, sus supuestos responsables serían Ricardo Samaniego (presidente), Yadira de Boutaud (secretaria), Yakeline Pérez (vicepresidenta y tesorera), Yenny Martínez (subsecretaria) y Hercibelle González (subsecretaria). Los cinco siguen ocupando esos puestos en la actualidad.

Sin embargo, la investigación ha permitido descubrir que los verdaderos propietarios de Mega Star Enterprises Inc. no son ninguno de los teóricos directivos que figuran en el consejo de administración de la firma, sino Messi y su padre. Así consta en un documento interno que Abreu, Abreu & Ferres envió a Mossack Fonseca el 23 de junio de 2013, en pleno proceso de adquisición de la sociedad, y al que ha tenido acceso El Confidencial.

Según este portal, el jugador del Barcelona y su padre admiten a través de una carta su relación con Mega Star Enterprises Inc. y se compreten a sufragar los costes en los que pudiera incurrir Mossack Fonseca por cualquier proceso judicial derivado del uso de la compañía, un trámite habitual en la constitución de mercantiles opacas. Lo relevante del documento, según destaca El Confidencial, es que permite establecer la conexión de la estrella del fútbol con esa empresa.

«Nosotros, Jorge Horacio y Lionel Andrés Messi, por este medio les manifestamos que, en virtud que ustedes proporcionan directores/dignatarios (es decir, testaferros) para la compañía Mega Star Enterprises Inc. convenimos en indemnizarlos con respecto a todos los reclamos, requerimientos, acciones, litigios, procesos, costos y gastos, cualesquiera que fueren, que sean incurridos o pagaderos por parte de ustedes respecto a o como resultado del hecho de que cualquier miembro o empleado o asociado de su compañía, o por motivo o como consecuencia de cualquier acto o decisión tomada por cualquier de dichas personas o compañías en relación con el manejo y/o administración de la citada compañía», se recoge en el documento publicado, que concluye con las firmas de Messi y su padre en tinta azul.

En los documentos de Mossack Fonseca a los que ha tenido acceso El Confidencial también figuran los nombres de cerca de veinte futbolistas, tanto en activo como retirados, algunos de los cuales juegan o han jugado en el Barcelona, el Real Madrid o el Manchester United. Además de Messi, también aparecen el chileno Iván Zamorano y los argentinos Gabriel Heinze y Leonardo Ulloa, ex del Castellón y el Almería. También figuran los nombres de al menos veinte antiguos o actuales dueños de clubes de fútbol, entre ellos el Inter de Milán o el Boca Juniors.