Leonoticias

Amarga despedida de Juani y Roberto

Roberto y Juani en una foto publicada en sus redes sociales.
Roberto y Juani en una foto publicada en sus redes sociales.
  • Con apenas tres horas de diferencia, los vecinos de la Virgen despiden dos emotivos entierros en la Basílica a sus dos vecinos sin aún poderse explicar cómo Roberto pudo acabar con la vida de su mujer

Jornada cargada de emotividad en La Virgen del Camino. Los vecinos de la localidad del alfoz han despedido este sábado a Juani Monge, la última víctima de la violencia de género, y a su marido, Roberto Suárez Menéndez, que se quitaba la vida en la tarde de este jueves tras matar a su esposa.

A las 13.00 horas la Basílica de la Virgen del Camino acogía el entierro de Roberto con una eucaristía especialmente emotiva en la que los familiares, aún consternados por una tragedia a la que no encuentran explicación, estuvieron arropados por numerosos vecinos de la localidad.

Entre ellos, varios miembros de la corporación municipal que quisieron volcarse con una familia “que no tiene la culpa de lo ocurrido y que lo está pasando muy mal. Estamos intentándoles acercarles a la normalidad aunque sienten vergüenza por lo ocurrido”.

Tras la eucaristía, que discurrió sin ningún incidente a pesar de que el Ayuntamiento había establecido un protocolo de seguridad ante posibles altercados, los restos de Roberto fueron incinerados para posteriormente ser traslados hasta el cementerio municipal de Valverde del Camino.

Una gran injusticia

Tres horas después, La Virgen daba su último adiós a Juani. Con el dolor aún prendido, numerosos vecinos de la localidad así como llegados de diferentes puntos de la provincia abarrotaron la Basílica para arropar a los familiares de Juani, en especial a sus dos hijos que velaron a su madre hasta la hora del entierro.

Duelo y mucho dolor en el último adiós de esta mujer en un acto en el que se mostró la indignación y tristeza ante un nuevo caso de violencia de género, ante un nuevo caso de una gran injusticia. Tras la ceremonia y en la más estricta intimidad, los familiares dieron sepultura a los restos de Juani en el cementerio de León.

Juani, de 53 años, había denunciado a su marido por malos tratos el pasado mes de septiembre sin embargo hacía escasos días había retomado la convivencia con el que todavía era su marido por la enfermedad que éste sufría a pesar de que sobre Roberto pesaba una orden de alejamiento de 250 metros.

Hoy, dos días después de la gran tragedia, la Virgen del Camino aún se despierta conmocionada y sin encontrar palabras para explicar el dolor que ha dejado este brutal asesinato en una localidad en la que en menos de un año han despedido a cinco vecinos fallecidos en trágicas circunstancias.

Temas