Los rectores de las universidades públicas reclaman mayor financiación de la Junta para los complementos del profesorado laboral

Juan Francisco García Marín, rector de la ULE./Campillo
Juan Francisco García Marín, rector de la ULE. / Campillo

Apoyan las reivindicaciones «justas» y «proporcionadas» del profesorado laboral

ICAL

Los rectores de las universidades públicas de la Comuniadd reclaman a la Junta de Castilla y León un mayor financiación para abonar los complementos del personal docente e investigador (PD) laboral porque no disponen de la capacidad económica para asumir, en el marco de su financiación y dentro del techo de gasto, las cantidades necesarias.

En ese sentido, los equipos rectores apoyaron las reivindicaciones «justas» y «proporcionadas» del profesorado laboral y reclamaron a la Junta «retomar» el compromiso de reconocimiento de la situación, que pasa por desbloquear de la situación en la que se encuentra la negociación del tercer convenio colectivo del Personal Docente e Investigador (PDI).

Un comunicado conjunto de los rectores recordó que el segundo convenio laboral de las universidades públicas recoge que los profesores universitarios de Castilla y León con contrato laboral permanente perciben el 75 por ciento del complemento por el primer tramo reconocido, tanto por labor docente (quinquenios) como por labor investigadora (sexenios).

Unos complementos, precisa el documento, que fueron acordados con los representantes de los trabajadores y asumidos por las cuatro universidades públicas de Castilla y León, sin que, hasta el momento, haya habido un incremento de los fondos.

En 2018, las universidades elaboraron un plan de financiación para abonar íntegramente, con un incremento progresivo año a año, los complementos del profesorado laboral hasta 2021. «Pretendemos que este compromiso pueda incluirse en el tercer convenio colectivo del PDI Laboral que se encuentra en fase de negociación con los representantes del profesorado, aunque está bloqueada por falta de financiación», aseveró.

En cualquier caso, las universidades se comprometieron a realizar «todos los esfuerzos necesarios» para satisfacer la reivindicación más urgente y abonar el primer tramo completo, siempre y cuando así se acuerde en la comisión paritaria de las cuatro universidades públicas.