El equipo de ecología aplicada de la ULE protagonista del programa 'Comando Actualidad'

El equipo de ecología aplicada de la ULE protagonista del programa 'Comando Actualidad'

Televisión Española emitió el pasado 26 de julio un reportaje titulado 'Pueblos vivos', en el que se centró en la despoblación y los incendios en La Cabrera

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

El trabajo que desarrolla el equipo de Ecología Aplicada y Teledetección de la Universidad de León (ULE) fue recogido el pasado 26 de junio en un reportaje del programa 'Comando Actualidad' que se emitió en la primera cadena de televisión española, y que estaba dedicado a un tema denominado 'Pueblos vivos'.

En las imágenes del programa se observa a la doctora en biología de la ULE Leonor Calvo, que aparece acompañada por compañeros de su equipo, trabajando en la zona de La Cabrera en donde tuvo lugar un importante incendio en el año 2017. La bióloga leonesa explica que la ULE lleva «trabajando en incendios desde hace más de veinte años», y comenta sobre el terreno que la existencia de mucha vegetación, que se presenta de forma continua y sin que haya «mosaicos», es producto básicamente, del «abandono».

«Cuando tú usas algo, hay mosaicos, – explica-, no tienes continuidad de combustible, de vegetación, entonces hay áreas que están más abiertas porque es donde está el pasto. Hay otras que tienen una masa arbolada, otras algo de matorral, pero no tienes gran cantidad de matorral todo continuo, y ese es el verdadero problema».

El presentador comentó que Castilla y León es la comunidad autónoma que posee mayor masa forestal, y al tiempo es también la que más habitantes pierde al año, lo que incide notablemente en la situación.

El factor humano en los incendios

Cuando una zona no se utiliza, no se cuida, no se limpian los montes, la vegetación va creciendo y se puede producir un incendio. Para evitar que esta situación se produzca, Leonor Calvo propone «potenciar que vuelva la gente a los sistemas rurales, es la única opción», y añade la necesidad de concienciar a la todos porque «tenemos un factor humano altísimo en la presencia de los incendios».

Finalmente,han comentan la posibilidad de que la gestión de los montes de uso público sirva para fijar empleo directo mediante tareas como la limpieza de caminos, la repoblación, etcétera, para la creación de «cinturones que eviten los incendios». En opinión de los dos, «los pueblos necesitan gente joven, si luego quieren mantener las escuelas y los consultorios médicos abiertos». Sin vecinos, concluye Leonor Calvo, no hay actividad ganadera, la población envejece, y esa situación «complica todos los problemas relacionados con los incendios».