Ocho años de cárcel por robar y agredir a una usuaria de una residencia geriátrica en Valderas

Juzgados de León. /
Juzgados de León.

El acusado, que permanece en prisión, accedió hasta en dos ocasiones en la misma noche a la habitación de la víctima, a la que golpeó la cabeza contra la pared en retiradas ocasiones

A.C.
A.C.León

El Juzgado de lo Penal nº2 de León juzgará el próximo 25 de junio a un interno de Mansilla de las Mulas que se enfrenta a ocho años de cárcel por acceder hasta en dos ocasiones a la habitación de una usuario de una residencia geriátrica a la que golpeó al intentar retenerle.

Según las calificaciones previas, los hechos tuvieron lugar sobre las 3:00 horas del 17 de noviembre de 2018 cuando el acusado, con antecedentes penales, manipuló las ventas de una residencia geriátrica situada en Valderas.

Una vez en el interior y tras deambular en busca de objetos de valor, entró en una habitación en la que estaba durmiendo una usuaria en compañía de su hijo de 13 años. Sin que ambos se despertase, se apoderó de una caja que contenía varias llevas de la residencia, un bolso con 150 euros, un móvil y un mp4, todo ello tasado en 210 euros, saliendo por la venta de la residencia.

Una vez que se despertó la usuaria, alertó a la Guardia Civil y cerró por dentro la puerta de su habitación para seguir durmiendo.

Tres horas después, el acusado volvió a acceder a la residencia, en esta ocasión haciendo uso de las llaves robadas y se dirigió nuevamente a la habitación de la víctima, que alertada del movimiento del picaporte, abrió la puerta y sorprendió al acusado, al que intentó retenerle.

Sin embargo, el acusado la golpeó con las botas que llevaba en los brazos para no hacer ruido, la arrastró por los pelos y la estampó contra la pared para seguir propinándole golpes y patadas, huyendo por la puerta del almacén.

Como consecuencia de los hechos, la víctima sufrió heridas en los brazos, en la cara y en las piernas, requiriendo de una asistencia facultativa. Todos los efectos sustraídos estaban en poder del acusado cuando fue detenido al día siguiente en Salamanca. El acusado permanece en prisión desde el 18 de noviembre.

El Ministerio Fiscal entiende que los hechos son constitutivos de un delito de robo con fuerza, de un delito de robo con violencia en casa habitada y de un delito leve de lesiones. Por todo ello, solicita ocho años de cárcel así como tres meses de multa a razón de 10 euros diarios.

Por su parte, la defensa niega los hechos pero solicita aplicar el eximente de consumo de bebidas alcohólicas y drogas en caso de apreciar delito.