Salvada de la brutal agresión de su pareja ebria por sus vecinos de Vilagarcía

Mientras era trasladado a un centro médico, llamó a los agentes «fascistas y nazis»

R. C.

Un grupo de vecinos consiguió detener la agresión de un varón ebrio contra su pareja, que resultó herida después de que el agresor derribara la puerta de su vivienda en la localidad pontevedresa de Vilagarcía de Arousa. La víctima, de 49 años, sufrió diversas lesiones y fue trasladada a un centro médico. El hombre, un navarro de 50 años, insultó, agredió y opuso resistencia a los agentes de la Policía Local que lograron, finalmente, detenerlo.

El hombre acudió en la noche del pasado sábado al edificio donde residía con su pareja, con quien había reanudado la relación hacía dos meses. La mujer se negó a abrirle al comprobar que estaba borracho y él acabó durmiéndose en el suelo, según precisaron a Efe fuentes policiales.

Al despertar una hora después, el hombre golpeó la puerta hasta derribarla, momento en el que un joven de 25 años que visitaba a unos parientes, alertado por los gritos y la agresividad, intervino y rescató a la mujer sacándola de la vivienda. Con ayuda de los vecinos pudo retener al agresor en el portal de la finca hasta la llegada de la Policía Local.

Los agentes tuvieron que enfrentarse a la actitud «extremadamente agresiva» del individuo, que lanzó insultos machistas y amenazas contra la mujer e intentó agredirla físicamente, por lo que fue neutralizarlo y esposado. Mientras era trasladado a un centro médico, llamó a los agentes «fascistas y nazis». La médica que le atendió en el ambulatorio también fue objeto de improperios y amenazas machistas que no cejaron cuando el agresor fue conducido a un calabozo.