Un 60% de las mujeres que se tratan de un cáncer sufren disfunciones sexuales

Mujer convaleciente de cáncer. /Archivo
Mujer convaleciente de cáncer. / Archivo

«A menudo no se explora la esfera sexual de las pacientes y ellas no se atreven, en este contexto de enfermedad, a preguntarlo», avisa una experta

EFEBarcelona

Un 60% de las mujeres que se tratan de un cáncer sufren disfunciones sexuales reversibles pero no las explican a sus médicos hasta transcurridos seis meses de tratamiento, según ha explicado este miércoles la ginecóloga y sexóloga Raquel Tulleuda. La ginecóloga ha intervenido en X Congreso de la Sociedad Catalana de Obstetricia y Ginecología (SCOG) de la Academia de Ciencias Médicas de Cataluña, que reúne hasta el viernes a 250 especialistas.

Según Tulleuda, las relaciones sexuales son beneficiosas durante todo el proceso del cáncer y con cualquier tipo de tratamiento, siempre adecuadas a la condición física de la paciente y evitando dañar heridas o zonas especialmente sensibles. «De hecho, las pacientes que mantienen relaciones sexuales gozan de una mejor calidad de vida y de una mayor percepción de salud, beneficios que también repercuten en la pareja y en el entorno familiar en general», según la especialista.

Tulleuda ha asegurado que no existen estadísticas consensuadas, pero que los pocos estudios existentes apuntan a cifras de disfunción sexual atribuible a la enfermedad de más de un 60%. «Desafortunadamente, -ha destacado- a menudo no se explora la esfera sexual de las pacientes y ellas no se atreven, en este contexto de enfermedad, a preguntarlo». Por eso ha propuesto que «sería bueno que los profesionales fueran más sensibles a este tema y que se establecieran protocolos de actuación para dar salida a la preocupación de las mujeres».

Encuentro

El X Congreso de la SCOG está dividido en seis bloques temáticos y algunos de los temas que se tratarán son: la prevención y la predicción de la disfunción de suelo pélvico, la reducción del parto prematuro en el siglo XXI y los impactos de técnicas moleculares de genética en el diagnóstico prenatal. También se debatirá el nuevo protocolo de diagnóstico prenatal de anomalías congénitas del Departamento de Salud.

La presidenta de la Sociedad Catalana de Obstetricia y Ginecología, Elena Carreras, ha destacado en su intervención que los retos de futuro de esta sociedad médica son «continuar con la formación de los profesionales, ofrecer nuevos másters de formación continuada, crear nuevas guías de praxis médica con preguntas que nunca se han planteado y hacerse cargo de la formación de postgrado de todos los residentes de Cataluña».

Contenido Patrocinado

Fotos