La policía intercepta un coche que había sustituido los asientos por sillas de playa

El interior del coche que ha sido retirado de la circulación./Sindicato de Policía Local de Toledo (SPL)
El interior del coche que ha sido retirado de la circulación. / Sindicato de Policía Local de Toledo (SPL)

El vehículo debía pasar la ITV en 2020 y fue descubierto cuando repostaba en una gasolinera

J.V. MUÑOZ-LACUNAToledo

La moda de tunear los coches por dentro y por fuera parecía haber pasado pero en Toledo la Policía Local se ha encontrado con un caso sorprendente que habría que encuadrar en la categoría de 'tuning' doméstico tirnando a lo cutre.

Un vehículo, de marca Renault, ha sido interceptado por los agentes cuando repostaba en la gasolinera del hipermercado Alcampo en el parque comercial 'Abadía', a las afueras de la capital castellano-manchega. Sus dueños habían sustituido todos los asientos delanteros por sillas de playa y los traseros los habían cambiado por una hamaca y un par de mullidos cojines.

Un interior playero de lo más veraniego que contraviene la Ley de Tráfico y Seguridad Vial y que ha supuesto sacar de la circulación por las carreteras españolas a este particular coche . «Debemos reconocer que a nosotros también nos sorprendió», aseguraron este viernes los agentes de la Policía Local que interceptaron este turismo que estaba obligado a pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en 2020. A buen seguro que no lo habría logrado.