Iberdrola instalará una electrolinera cada cien kilómetros en España

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ayer./EC
El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ayer. / EC

Instalará 200 puntos por las principales carreteras, lo que permitirá atravesar España de punta a punta sin incertidumbres ni problemas de repostaje

CARMEN LARRAKOETXEA

Uno de los mayores hándicaps para el avance del coche eléctrico como medio de transporte de uso generalizado es la incertidumbre que existe sobre la disposición de puntos de repostaje por el recorrido que se desea realizar –especialmente en los trayectos de largas distancias– y el tiempo necesario para recargar las baterías. Y es aquí donde ha decidido posicionarse con fuerza el grupo eléctrico Iberdrola: anunció ayer que en sólo 15 meses creará una gran malla de puntos de recarga rápida para vehículos eléctricos que cubrirá el conjunto de España, a través de las principales carreteras.

Noticias relacionadas

Para ello, invertirá 10 millones de euros en la instalación de un total de 200 puntos de recarga, que estarán ubicados preferentemente en las nueve principales autovías de España –las seis radiales y los tres corredores del Mediterráneo y del Cantábrico y la Autovía de la Plata–, además de en otras vías nacionales y en lugares de acceso público de las capitales de provincia. De esta forma, habrá una estación de recarga al menos cada 100 kilómetros.

En 2018 se desplegarán las primeras 30 estaciones rápidas, merced a un acuerdo suscrito con la red de gasolineras Avia (controlada por el grupo vasco Esergui), y el resto se irán desplegando a lo largo de 2019, para lo cual Iberdrola negocia alianzas con otros operadores.

Podrán repostar en estos 200 puntos todos los usuarios de vehículos eléctricos sean o no clientes de Iberdrola mediante una APP que posibilitará desde el teléfono móvil pagar, geolocalizar las estaciones de servicio y hacer reservas para las recargas si así se desea.

Además, Iberdrola negocia alianzas con otros operadores para completar esta red propia en España con electrolineras asociadas por toda Europa. Este despliegue de puntos de recarga públicos es complementario al que está desarrollando Iberdrola para llevar 25.000 puntos de recarga a hogares, empresas y espacios urbanos entre 2018 y 2021 .

Repostar en 5 minutos

El grupo eléctrico explicó ayer que este despliegue acelerado de la red de electrolineras de carga rápida supone una verdadera «solución de movilidad limpia», ya que el cien por cien de la electricidad que se suministrará a esos puntos de recarga provendrá de energías renovables.

Las 200 electrolineras tendrán varios puestos para atender a usuarios de forma simultánea, lo que supone un total de 400 tomas de luz. Así habrá enchufes para carga rápida, super rápida y ultra rápida que harán posible repostar la mayor parte de la batería en periodos de entre 20 y 30 minutos, aunque en el caso del sistema ultra rápido será posible hacerlo en solo 5 o 10 minutos, una tecnología que aún no se ha generalizado para todos los vehículos eléctricos. El coste de esta recarga ultra rápida rondará los 4 o 5 euros para cada 100 kilómetros de autonomía. Es, según Iberdrola, entre una vez y media y tres veces más barato que la recarga de gasolina o de diésel actual. El precio para la carga doméstica baja hasta el medio euro.

Contenido Patrocinado

Fotos