Perros para fomentar la lectura entre los niños

Taller de lectura organizado por Purina con la colaboración de CTAC durante la Feria del Libro de Madrid. / Purina/CTAC

'Aprender juntos es mejor' es el programa de Purina y el CTAC que organiza talleres con canes de educación asistida para motivar a los más pequeños a leer

Elena Martin Lopez
ELENA MARTIN LOPEZMadrid

Enseñan a los perros a leer y a los niños a interesarse por la lectura. Así funciona el programa 'Aprender juntos es mejor', desarrollado por PURINA, en colaboración con el Centro de Terapias Asistidas con Canes (CTAC), que se puso en marcha el curso escolar 2015-2016 y que ya ha visitado más de 70 colegios de Andalucía, Cataluña, la Comunidad de Madrid, el País Vasco, la Comunidad Valenciana, las Islas Baleares, Aragón, Galicia y Murcia.

Su última intervención tuvo lugar este lunes en la Feria del Libro de Madrid, donde durante tres horas, más de 100 niños participaron en sesiones de lectura de 10 minutos con seis perros de educación asistida de CTAC.

«Si un niño en pleno proceso de aprendizaje se siente presionado o nervioso, no disfrutará de la lectura y no se sentirá cómodo porque estará sometido constantemente a evaluaciones», explica Sonia Sáez, veterinaria y portavoz de Purina España. «El contacto con el perro crea un ambiente relajado y divertido, evita la presión y la vergüenza que sienten algunos niños al leer, y les infunde la confianza que necesitan; lo que puede ayudar mucho en el fomento del hábito de leer desde pequeños», agrega.

Entre los beneficios observados en las sesiones están: estimular la atención y la concentración, aumentar la autoestima y la confianza, fomentar los hábitos de lectura, incrementar la motivación, mejorar sus habilidades sociales, disminuir su ansiedad y aprender a respetar a los animales.

Pero ¿qué hacen los perros para animar a los niños a concentrarse? Leer. «Para entrenar a los perros para estos talleres ponemos premios entre las páginas de los cuentos. Si fijan la mirada en el libro y se concentran, le damos el premio para fomentar el refuerzo positivo», comenta la veterinaria. Así, de alguna forma, los perros aprenden a leer, porque cuando miran el libro dan la sensación de estar leyendo, aunque lo que les interese no sea contenido sino el premio.

«Esto alucina a los niños, porque no entienden cómo a un perro puede interesarle un cuento, entonces sienten curiosidad por eso que le ha llamado la atención al animal y así es como atraemos su interés hacia la lectura», continua Sáez.

Apostar por la inclusión

La portavoz de Purina destaca que, aunque podría hacerse con otros animales, como los gatos, los perros tienen una sensibilidad especial y suelen generar vínculos muy fuertes con los humanos, mientras que los gatos se estresan mucho fuera de su entorno. «Necesitamos que el animal esté cómodo haciendo lo que hace, por eso tampoco sirve cualquier perro, porque hay algunos a los que no les gusta estar con niños». Los perros que realizan estas sesiones han sido socializados con niños desde que son cachorros y son muy tranquilos y obedientes, por lo que es mucho más fácil trabajar con ellos.

Durante los talleres, también aprovechan para hablar de tenencia responsable de mascotas, con el fin de formar a los futuros dueños de animales de compañía. Asimismo, tras su ejecución en los centros escolares, se realizan encuestas entre el profesorado para obtener 'feedback' de las sesiones, que hasta ahora siempre ha sido «muy bueno».

«Algunos colegios nos piden que volvamos porque quieren repetir la experiencia», revela Sáez, pero cuando acaben de visitar los centros de educación normalizada de las comunidades autónomas que les faltan, como Navarra o Canarias, destinos previstos para septiembre, se quieren centrar en colegios de educación especial. «Es injusto que no apostemos por la inclusión, porque el mensaje que queremos transmitir tiene que llegar a todos», concluye. Esta nueva aventura comenzará próximamente en Cataluña.