Detenido un hombre en Cartagena acusado de matar a su pareja y ocultar el cadáver

Agentes de Policía, durante el registro de la vivienda. / ANTONIO GIL / AGM

La mujer convivía con el detenido y desapareció el 25 de diciembre. La Policía busca el cuerpo

JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZ

La desaparición de una mujer cuyo rastro se perdió el pasado día de Navidad en Cartagena (Murcia), donde convivía con su pareja, ha derivado en un posible nuevo caso de muerte por violencia machista. Agentes de la Policía Nacional detuvieron este miércoles precisamente al novio de la víctima, como presunto autor de su muerte y de haber hecho desaparecer el cadáver.

Las averiguaciones realizadas durante estos meses por especialistas de la unidad de Policía Judicial han llevado a reunir indicios suficientes de que el arrestado, quien según fuentes cercanas a la investigación tiene unos 60 años, la mató en la vivienda que compartían en Barrio Peral. El domicilio, ubicado en el número 17 de la calle Virgen del Pilar, está siendo objeto este jueves de un exhaustivo registro y de una inspección ocular por parte de los expertos, entre ellos de Policía Científica. El sospechoso fue trasladado hasta la casa, para la reconstrucción de los hechos.

Indagan si la descuartizó

Según las mismas fuentes, los investigadores hallaron restos de sangre en el interior del domicilio, pero no el cadáver de la mujer. Cercado por los agentes, el hombre habría alegado durante un interrogatorio que, al entrar el 25 de diciembre de 2018 en su casa, se encontró a su pareja sentimental muerta y que, para evitarse problemas, decidió deshacerse del cadáver. Posteriormente, habría dado otras dos versiones: una, que en efecto la asesinó, descuartizó y se fue desprendiendo poco a poco del cuerpo; y, la última, ya con asistencia de un abogado, negó su vinculación con lo ocurrido.

Tras la práctica de las correspondientes diligencias, el detenido será puesto a disposición del Juzgado de Violencia Machista, previsiblemente, el sábado. Fuentes policiales negaron que el hombre se presentara en la Comisaría el miércoles por la noche para entregarse y aseguraron que su arresto obedece a una minuciosa y rigurosa investigación policial.

La familia de María Dolores, que según consta en su perfil de Facebook tiene tres hijos y residió en Murcia hasta el año 2016, denunció la desaparición ante la Policía y en los medios de comunicación. Una de las preocupaciones es que, desde el mes de marzo, no había ningún registro del uso de su cartilla sanitaria, pese a que la mujer es diabética.

Una de las hipótesis expresadas públicamente por los parientes es que se trataba de una marcha voluntaria, puesto que en anteriores ocasiones había pasado algunos días fuera de su casa. Nueve meses después, el caso ha dado un vuelco, por tratarse como un asunto de crimen machista.