Condenado a 14 años de cárcel un policía local de Don Benito por abuso de menores

El acusado, en prisión desde su arresto, era entrenador del Don Benito Balompié./Hoy
El acusado, en prisión desde su arresto, era entrenador del Don Benito Balompié. / Hoy

Los hechos tuvieron lugar durante la labor del acusado como entrenador de fútbol base

JUAN SORIANO

La Audiencia Provincial de Badajoz ha condenado a 14 años de prisión a J. M. M. Q., el agente de Policía Local de Don Benito acusado de abuso sexual a menores durante su labor como entrenador de un equipo de fútbol.

Tras el juicio celebrado a finales de septiembre en la sección emeritense de la Audiencia, el tribunal condena al acusado por tres delitos de abusos sexuales sobre menores de 16 años, agravados por aprovechar una situación de superioridad. La sentencia puede ser recurrida ante el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura.

Por uno de estos hechos, de mayor gravedad, impone una pena de cinco años de prisión, mientras que por los otros dos casos acuerda cuatro años y medio de cárcel por cada uno. Asimismo, no podrá acercarse a menos de 200 metros de las víctimas y sus domicilios o lugares que frecuenten, ni tampoco comunicarse con ellos, por un periodo de tiempo de dos años superior al de las penas impuestas.

También se ordena inhabilitación especial para cualquier profesión u oficio, sea o no retribuido, que conlleve contacto regular y directo con menores de edad por un periodo cuatro años superior a las penas acordadas. Además, cuando cumpla la condena tendrá otros seis años de libertad vigilada.

En concepto de responsabilidad civil, deberá indemnizar por los daños morales ocasionados en 20.000 euros al menor que sufrió los abusos más graves y en 12.000 euros a cada uno de los otros dos. Junto a esto, deberá abonar las costas judiciales.

La Audiencia Provincial mantiene la prisión comunicada y sin fianza para J. M. M. Q., una situación en la que se encuentra desde que fue detenido en agosto de 2017 por hechos ocurridos durante su labor como entrenador en el Don Benito Balompié.

La investigación se puso en marcha tras la denuncia de uno de los menores, que relató que el entrenador de su equipo de fútbol le había invitado a comer a su domicilio y que fue allí donde presuntamente abusó de él. La rápida actuación policial llevó a la detención del acusado, a quien se imputaron otros dos episodios similares.

El abogado de la acusación particular, Juan Nicolás Manzano, recalcó durante el juicio la existencia de vídeos, fotografías y mensajes que relacionan al acusado con las víctimas.