Las ciudades empiezan a regular el patinete eléctrico en sus calles

Varios patines eléctricos en Valencia./Juan Carlos Cardenas (Efe)
Varios patines eléctricos en Valencia. / Juan Carlos Cardenas (Efe)

Las actuales regulaciones difieren en gran medida en los diferentes municipios, que en algún caso, como Barcelona, ya han preparado regulaciones específicas sobre los patinetes

EFEMadrid

Diferentes ciudades han aprobado recientemente o están elaborando ordenanzas municipales para regular de forma específica el uso en calzadas y aceras de los patinetes eléctricos, vehículos que se han popularizado en los últimos años y cuya proliferación ha obligado a intervenir a los municipios.

Los patinetes eléctricos están dentro de la tipología de los vehículos de movilidad personal (VMP), un formato híbrido que a ojos de la Dirección General de Tráfico (DGT) no puede considerarse ni peatón ni vehículo, y que deben regular los municipios.

Debido a esta condición híbrida, en una instrucción, la 16/V-124, Tráfico establece que los usuarios de VMP podrán emplear la acera o la calzada de acuerdo a lo que decida cada autoridad municipal.

Esta instrucción marca que los VMP podrán ubicarse físicamente en la calzada en vías «expresamente autorizadas» por la autoridad local, que también podrá autorizar su tránsito por aceras, zonas peatonales, parques o habilitar carriles especiales «con las prohibiciones y limitaciones que considere necesarias» -masa, velocidad y servicio al que se destinan- para garantizar la seguridad de los usuarios de la vía.

Debido a la capacidad de cada ciudad para decidir sobre este tipo de vehículos, las actuales regulaciones difieren en gran medida en los diferentes municipios, que en algún caso ya han preparado regulaciones específicas sobre los patinetes (Barcelona) o se encuentran en pleno proceso para establecer su propia norma.

Barcelona

En Barcelona, el pasado 1 de julio entró en vigor una nueva regulación para los VMP, una ordenanza que entre otras cosas limita la circulación de estos vehículos utilizados para actividades económicas y en grupo a las zonas más turísticas de la ciudad.

A raíz de la nueva norma, la empresa alemana Bike Mobility, que había repartido sin informar al consistorio un centenar de patinetes eléctricos por toda la ciudad para su alquiler a través de una aplicación de móvil, ha tenido que retirar los aparatos de la calle hasta en dos ocasiones, por incumplir la ordenanza.

Valencia

En Valencia, la policía municipal ha requisado en los últimos días más de 75 patinetes a la empresa Lime por carecer de permiso para la ocupación de la vía pública.

En un primer momento los agentes retiraron 52 vehículos e impusieron sanciones por un importe de más de 20.000 euros, pese a lo cual la empresa volvió a aparcarlos en las calles días después, lo que obligó a los agentes a reactivar las requisas. Las sanciones que acumula la empresa alcanza los 33.100 euros.

Según el artículo 12 de la ordenanza de Dominio Público de la ciudad, las empresas deben solicitar un permiso municipal para ocupar la vía pública.

La primera teniente de alcalde y portavoz del PSPV en la ciudad, Sandra Gómez, ha apostado por regular este sector e introducir nuevas tasas ante la eclosión de este tipo de transporte, una «realidad que ha venido a quedarse».

Madrid

En Madrid, la nueva ordenanza de movilidad, que se llevará al pleno de septiembre para su aprobación definitiva, regula también el uso de los patines, patinetes y monopatines, que podrán circular por carriles bici y ciclocalles y por las aceras solo a velocidad de peatón.

Motos, ciclomotores, bicicletas, patinetes eléctricos y 'segways' tendrán que aparcar en las zonas reservadas y podrán estacionar en las aceras siempre que dejen más de tres metros de ancho libre.

Empresas como Lime, que desembarcó en la capital española a principios de agosto, estarán sujetas además a una concesión municipal, también contenida en la ordenanza y que entre otros aspectos exige un seguro de responsabilidad civil.

Zaragoza

En Zaragoza, el Ayuntamiento estudiará la regulación de los patinetes eléctricos después de que una asociación de usuarios haya reclamado una normativa específica.

Allí este medio de transporte se rige por el momento por una ordenanza de 2009 que establece que deben transitar por vías ciclistas y zonas de prioridad peatonal, incluidas las aceras, sin poder invadir carriles de circulación de vehículos a motor.

Murcia

Todavía no se han producido casos de polémica por el uso de patines eléctricos en Murcia, donde por el momento ningún ayuntamiento ha elaborado ordenanza que incluya este tipo de dispositivo que desde hace pocos meses prolifera en las principales ciudades de esta comunidad.

En Cartagena, donde gobierna el PSOE, el Ayuntamiento apunta que trabaja en ello pero por el momento no ha redactado normativa alguna.

Santander

El uso de este tipo de patinetes es mínimo en Santander y de momento no está previsto abordar una regulación específica en la ordenanza municipal, al menos de manera inminente.

Pamplona

La nueva ordenanza municipal de movilidad de Pamplona, redactada en 2016, recoge este tipo de vehículos, pero su aprobación definitiva está pendiente, por lo que sigue vigente la ordenanza de 2009, aprobada cuando los patinetes aún no se habían popularizado.

La nueva norma hace una diferenciación, según los niveles de peligrosidad y de finalidad de uso de los aparatos, para prever que la presencia de estas máquinas no sea muy numerosa en las calles.

Según el coordinador de Movilidad del Ayuntamiento, Fermín Martínez, durante esta situación transitoria estos aparatos de movilidad eléctrica «deben atenerse a las normas del resto de vehículos similares en función del tipo de vía».

El portavoz de la Policía Municipal de Pamplona y experto en Seguridad Vial Jesús Bariáin apuesta por la regulación «porque son aparatos cada vez más presentes en la ciudad que alcanzan velocidades bastante rápidas».

Galicia

En Vigo no hay ordenanza específica que regule el monopatín eléctrico. Allí la ciudad prohíbe que circulen por las aceras.

Tampoco la hay en A Coruña, que les aplica la norma general de circulación de la ciudad, que prohíbe su uso en las calzadas y solo lo autoriza en las aceras donde lo permita la señalización y siempre a paso de persona.

La Concejalía de Movilidad Sostenible coruñesa afirma estar atenta al proceso de implantación de las ordenanzas específicas sobre este tema que se producen en Barcelona y Valencia, las primeras que se dan en el Estado, por si fuera necesario el desarrollo de una en la ciudad.

Andalucía

En Granada el Ayuntamiento ultima una ordenanza para regular el uso tanto de los vehículos de movilidad personal conocidos como 'segway' como los monociclos eléctricos y patinetes, con la pretensión de que no circulen en el entorno de la Alhambra o calles con pendientes superiores al 15%. La intención es culminar su redacción en estos días para elevarla al pleno de este mes o del próximo.

En Málaga, la ordenanza de movilidad establece que los VMP tienen que circular por la acera y, como máximo, a diez kilómetros por hora, aunque deben adecuarse a la velocidad del peatón.

La edil de Movilidad de la ciudad, Elvira Maeso, ha explicado que desde su área consideran que la Dirección General de Tráfico «debería dar unas directrices claras y comunes» para orientar a los municipios y que éstos adapten sus ordenanzas.

 

Fotos