La lluvia deja en la iglesia a la procesión Jesús Camino del Calvario

Una papona en el interior del templo. / Noelia Brandón

La Cofradía La Agonía de Nuestro Señor opta por no procesionar ante la lluvia caída en las últimas horas y la penitencial de Santa Marina opta por hacer un acto en el interior de la iglesia

RUBÉN FARIÑASLeón

En la Iglesia de Santa Marina este miércoles todo era un manto de dolor. La lluvia ha dejado en el interior del templo a la procesión Jesús Camino del Calvario.

No había otra opción. La Cofradía La Agonía de Nuestro Señor optaba por no procesionar ante la previsión de que más pronto que tarde sería imposible avanzar en el acto procesional por el efecto de la lluvia.

El paso 'Jesús del Vía Crucis' se ha quedado en el interior del templo y las cofrades se han repartido flores y emociones a la espera de que el próximo año sí se pueda cumplir con el deseo de procesionar.

La decisión

Minutos antes de las ocho de la tarde la decisión estaba tomada y era firme. La Procesión de Jesús Camino del Calvario no iba a salir a la calle debido a las adversidades climatológicas.

No hubo desánimo, las espléndida talla de Jesús del Viacrucis, con su patíbulo y la sentencia a muerte colgada del cuello era lo más importante y había que salvaguardarlo.

Un año de espera

Tras acordarse la anulación de la procesión se ha realizado un rezo del viacrucis en el interior del templo y ha actuado el coro parroquial San Martín de Montejos del Camino.

La ronda ha dado inicio a un emotivo acto, donde las cofrades llegadas de Villamañán, la Banda de Cornetas y Tambores del Santo Cristo del Desenclavo y los representantes del resto de cofradías leonesas han acompañado en su pesar a las hermanas de morado y dorado.

Sobre el altar, los 14 estandartes de las estaciones y el coro ha puesto música a un amargo Miércoles Santo para esta cofradía que de nuevo se queda sin procesionar.