Una de las presuntas víctimas del cura Sánchez Cao pide en Ponferrada «justicia» contra los abusos sexuales

Emiliano Álvarez, este martes a la puerta de los juzgados de Ponferrada. / CARMEN RAMOS

El berciano Emiliano Álvarez se manifiesta ante el Palacio de Justicia de Ponferrada coincidiendo con el acto de conciliación en el juzgado nº8 a raíz de la querella interpuesta contra él por el sacerdote, apartado desde el pasado mes de enero, por un presunto delito de injurias y calumnias | El acto de conciliación finaliza «sin avenencia» | «Yo no me echo para atrás», asegura la víctima

CARMEN RAMOSPonferrada

El berciano Emiliano Álvarez, una de las presuntas víctimas del cura del Seminario Menor de San José de La Bañeza dependiente de la Diócesis de Astorga, se ha manifestado este martes a las puertas del Palacio de Justicia de Ponferrada en respueta al acto de conciliación que debía celebrarse en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 8 de la capital berciana tras la querella criminal interpuesta por el sacerdote leonés Ángel Sánchez Cao, apartado desde el pasado mes de enero por presuntos abusos sexuales, contra el exseminarista que le señaló por primer vez, por un presunto delito de injurias y calumnias.

En detalle

«Yo no estoy de acuerdo y vengo aquí a manifestarme y a pedir justicia», explicó Emiliano Álvarez a la entrada de los juzgados donde con una pancarta colgada a la puerta denunciaba su caso y pedía justicia para las víctimas de abusos sexuales. Insiste en que «yo no he mentido» y deja claro que «el que miente es él que está implicado en otras tres denuncias más», resaltó, al tiempo que anunciaba inicialmente que no comparecerá a la conciliación.

«Abandonado» por el Obispado

El exseminarista, que reside en la localidad berciana de Borrenes, destaca el hecho de que en esta causa «el obispado le ha dejado solo totalmente», indicó. Confía en que la Fiscalía General del Estado se implique en este asunto para que se depuren responsabilidades sobre unos hechos de los que asegura que fue víctima a los 10 años de edad al finalizar 6º curso de la EGB y se prolongaron desde el año 1977 hasta 1980. «Esto no es una cosa de la Iglesia es una cosa del Estado y lo tendrá que investigar y es lo que pido que de una vez por todas se investiguen estas cosas, que somos muchísimas las víctimas», aseveró.

Álvarez define a su presunto agresor como «un depredador» y considera que la querella criminal presentada por Sánchez Cao contra él «no es más que una defensiva porque se le están acumulando las denuncias y es una manera de frenarlas, saliendo a la prensa y tratando de amedrentar a las víctimas», señaló.

«Me indigna que venga acompañado por un cura»

Pese a que inicialmente había mostrado su deseo de no acudir al acto de conciliación Emiliano Álvarez ha asegurado que «cuando le he visto en persona he decidido subir y presentarme».

Allí, en sede judicial, ha decidido a no avenirse a los requerimientos del demandante: «Me ha indignado que él venga acompañado de un abogado y de un sacerdote como el de Camponaraya. Ahí se demuestra a quién acompaña la iglesia en estos casos«.

Para la presunta víctima de abusos la jornada de este martes «ha sido muy dura. Es la segunda vez que me enfrenteo cara a cara con él y ha sido duro«.

«He sufrido mucho»

Pese a todo se muestra firme después de toda una vida en la que «he sufrido mucho» como consecuencia de unos hechos que le han marcado sobremanera «y no voy a dejarlo», subrayó.

Después de un proceso de destrucción con drogas y alcohol, con varios intentos de suicidio, el primero a los 12 años, se mantiene firme y asegura que seguirá luchando «por mi causa y por la de todas las víctimas para que se haga justicia».