Un salto desde el cielo

Uno de los participantes, durante su salto./
Uno de los participantes, durante su salto.

El Campeonato Internacional de Salto Base da inicio con los lanzamientos desde la torre de La Rosaleda de Ponferrada, a una altura de 105 metros, para aterrizar sobre una diana instalada en el suelo

LEONOTICIAS / ELBIERZONOTICIAS

Las pruebas clasificatorias dieron este sábado el pistoletazo de salida al Campeonato Internacional de Salto Base que se celebra en Ponferrada, una competición en la que los 13 participantes, entre ellos tres españoles, han tenido que saltar desde lo alto de la torre de La Rosaleda, a una altura de 105 metros, y aterrizar con sus paracaídas sobre una diana instalada en el suelo.

La novena edición de este campeonato, que en esta ocasión ha desembarcado en la capital berciana, celebrará hoy las rondas clasificatorias antes de afrontar, ya en la jornada de mañana, las semifinales y la final. A los saltos puntuables que han tenido lugar durante la mañana de este sábado se unirán también las exhibiciones que podrán verse en la zona durante el resto el día.

Una prueba que cuenta con participantes llegados desde España, Inglaterra, Francia, Portugal, Alemania, Estados Unidos, Italia, Rusia y Colombia y que se enfrentan a los 105 metros de la torre de la Rosaleda, el edificio más alto de Castilla y León.

Es la primera vez que esta competición se celebra fuera de Benidorm y, además de Ponferrada, recorrerá otras ciudades españolas como Jaca o Ronda, pasando por Reino Unido hasta la final de noviembre en Colombia.

Según explicó días atrás la directora de producción del evento, Vanesa Olmos, cada deportista optará en la capital berciana al podio, con premios en metálico que serán de 800 euros para el ganador, 400 para el segundo y 200 euros para el tercero, y sumará puntos para su país. De esta forma, el que consiga más puntos al final de todas las competiciones será el campeón del mundo de salto base.

Maxim Makarov, director técnico, también ha remarcado que las principales dificultades del salto en Ponferrada son la torre, la zona de aterrizaje que está rodeada de farolas y la diana, que tiene 10 metros de diámetro y se situará a unos 20 metros del edificio. Con todo ello, los saltadores tienen que tener una experiencia previa y lo que primará por encima de todo es la seguridad.

El salto base es una modalidad derivada del paracaidismo, en el que llevan un solo paracaídas y el salto requiere un ritual más pensado en el plegado del paracaídas, que se hace de forma minuciosa, indicó Vanesa Olmos.

La competición se ha iniciado este sábado a las 8:00 horas con las rondas de saltos de clasificación, pero durante todo el día se podrán ver además saltos de exhibición. El domingo tendrán lugar las semifinales en las que se clasificarán ocho saltadores, seguida de la final con cuatro participantes. Asimismo, el lunes, desde las 9:00 de la mañana habrá una exhibición de saltos en el castillo de Cornatel.

El objetivo de la organización es que Ponferrada llegue a ser parte estable de este circuito.