Riello, un paraíso natural

Vista panorámica de Riello. / I.G.B
Este municipio leonés se encuentra dentro de la Reserva de la Biosfera de Omaña y Luna y presenta a los visitantes panorámicas de película y naturaleza en estado puro
Leonoticias
LEONOTICIASLeón

Una joya de la naturaleza dibujada entre frondosos valles, hermosas cumbres y serpenteantes ríos. Riello encierra un espacio natural inigualable a escasos kilómetros de la capital leonesa. Dentro de la Reserva de la Biosfera de Omaña y Luna, se encuentra este municipio, el de Europa con más localidades, en concreto 42.

Una de las casonas referencia en Riello es la de Curueña. Su iglesia y la casona trasladan con su viejo empedrado a otro tiempo y conforman un atractivo que se eleva en el valle de esta localidad. La transición entre dos climas, el mediterráneo y el eurosiberiano, otorga a Omaña y Luna una biodiversidad elevada, destacando sus masas arboladas singulares y espacies de fauna en peligro crítico como el urogallo.

En la localidad del Castillo se encuentra el castillo de Riello. Del siglo XIV, y vinculado a la familia Quiñones, servía para vigilar el paso entre las distintas tierras vinculadas a la estirpe de los Condes de Luna.

CASTILLO DE RIELLO

En sus inmediaciones se han encontrado, esporádicamente, algunos restos que avalarían una ocupación algo anterior, según el manual de Cuatro Valles. Vinculado a la familia Quiñones, condes de Luna, conserva una torre del homenaje de planta cuadrada que se alza sobre la altura del muro principal de la fortaleza, reforzado, a lo largo de su extensión, por pequeñas torres cuya misión no era otra que aumentar la protección del recinto. La falta de excavaciones arqueológicas nos impide tener más noticias sobre una ocupación previa al momento en el que se data su pertenencia a los Quiñones. Su más que evidente posición estratégica le permitía controlar el Camino Real que se dirigía a Cangas de Narcea y atravesaba el valle de Omaña. Es decir, servía para vigilar el paso entre las distintas tierras vinculadas a la estirpe de los Condes de Luna.

Construido en la Baja Edad Media, no responde a parámetros meramente defensivos, como los anteriores castillos, sino, fundamentalmente, a las necesidades señoriales de control de un territorio.

El río Omaña atraviesa Riello deslizándose entre las ramas de las orillas y creando prácticamente galerías entre los bosques, dando lugar a una biodiversidad única que unida a su convivencia con el hombre ha merecido la Reserva de la Biosfera.

En el término de La Omañuela se conserva el Santuario de Pandorado. Levantado en el siglo XVII, establecía la división antiguamente entre las diócesis de Astorga y Oviedo.

IGLESIA PANDORADO

En el término de La Omañuela se conserva el Santuario de Pandorado, levantado en el siglo XVII, en un lugar que marcaba la divisoria de demarcaciones antiguas, hasta la reorganización de las diócesis de Astorga y Oviedo. Su origen, según la tradición, se remonta a un milagro realizado por la Virgen en los campos de trigo maduro de la localidad, de ahí su nombre, Pan-Dorado, tal y como cuenta el manual de Cuatro Valles.

Construido en mampostería, se conforma en un largo rectángulo donde se suceden las distintas partes del templo: torre, nave, presbiterio y camarín, más un pórtico lateral muy sencillo sostenido por pies derechos.

La torre, ubicada a los pies, es de base cuadrada y tiene tres cuerpos el superior sirve de campanario y por ello se abre un estrecho vano en cada frente.

La única nave tiene una pequeña capilla a cada lado, lo que da apariencia de cruz latina.

El presbiterio, separado por un arco de medio punto con dovelas de piedra, tiene situado detrás del retablo barroco el camarín de la Virgen, de planta cuadrada y cubierto con una media naranja sobre pechinas.

Y para terminar este recorrido, si se asciende al Cueto Rosales se puede vislumbrar una panorámica sin igual. Se trata del punto más elevado de la zona, a 1.550 metros de altitud, donde los valles rodeados de robledales que dibujan un colorido paisaje de esta maravilla de la provincia de León.