El progresivo crecimiento del Sistema Central

Las estaciones del Sistema Central van poco a poco creciendo/La Pinilla
Las estaciones del Sistema Central van poco a poco creciendo / La Pinilla

El Puerto de Navacerrada abre dos pistas azules y una roja, y 1,5 kilómetros de extensión esquiable

JUANJO GONZALOMADRID

Han sido semanas caóticas, en las que el sol brillaba y las temperaturas apenas daban un respiro en los centros invernales, que veían pasar largas jornadas sin que el frío llegara a sus pistas con la posibilidad de fabricar nieve artificial como ocurría en otros puntos del país. Las esperanzas de todos en el Sistema Central marcaban el comienzo de curso para los últimos días de noviembre, pero ni siquiera se pudo disfrutar durante unas fiestas navideñas siempre ilusionantes en el mundo blanco.

Como ocurre en la zona de la Cordillera Cantábrica, donde las estaciones comienzan en estas jornadas un curso muy especial y complejo, el centro del país también aumenta de forma progresiva. Lo hace lento, pero poco a poco se ofrecen alternativas a la ya abierta La Pinilla. En Segovia, donde el curso comenzó el pasado jueves, se valen de la nieve producida, a la espera de que las precipitaciones lleguen a una zona que hace solo un año vivía una realidad muy diferente.

Cañones trabajando a pleno funcionamiento en las pistas capitalinas
Cañones trabajando a pleno funcionamiento en las pistas capitalinas / Puerto de Navacerrada

Ahora es el turno de Navacerrada, donde la sorpresa llegó para todos con el fin de semana y una primera apertura que deja muy buenas sensaciones, aunque la extensión sea algo limitada. Se presentan con 1,5 kilómetros y tres pistas -dos de ellas azules y una roja- para intentar que el final de enero sea muy positivo para la estación capitalina.

Noticias positivas para todos los amantes de los deportes de invierno que, sin embargo, no se comparten en Valdesquí. Por el momento no hay novedades en la que se conoce como 'La Nieve de Madrid', pero tampoco en Béjar-La Covatilla, donde las últimas precipitaciones en forma de nieve arrojan algo de esperanza de cara a un final de enero que parece haber traído ilusión a las zonas menos beneficiadas. Con el Puerto de Navacerrada ya abierto, ahora es el turno del resto de centros.

 

Fotos