Astún y la lucha contra el viento

Esquiadores, descendiendo por una de las pistas del centro aragonés/Astún
Esquiadores, descendiendo por una de las pistas del centro aragonés / Astún

Las fuertes rachas vividas en las últimas jornadas han impedido a la estación oscense lucir en su máximo esplendor, aunque parece que el sol vuelve a brillar

JUANJO GONZALOMADRID

La nieve aragonesa continúa de enhorabuena, a pesar de haber vivido unas semanas convulsas. El frío y el viento reinantes en toda la Península han afectado de manera especial a centros como Astún, que se han visto golpeados durante las últimas jornadas. La estación oscense ha sido una de las principales perjudicadas, viéndose obligada a cerrar sus puertas durante varios días. Por suerte, la situación parece haber remitido, al menos en parte, y en sus pistas se comienza a trabajar con cierta normalidad.

La estación de Astún, en una imagen de archivo
La estación de Astún, en una imagen de archivo

De esta forma, los más de 120 centímetros de espesores con los que cuentan son uno de los grandes reclamos para visitar uno de los dominios de Ski Pirineos, un abono que permite esquiar en las estaciones de Astún, Candanchú, Cerler, Formigal-Panticosa, Valdelinares y Javalambre. Cerca de 400 kilómetros de pistas en lo que es el abono más grande de España, y donde por fin se disfruta de la nieve de manera intensa.

64 pistas y más de 50 kilómetros

En Astún, desde este martes, los aficionados podrán disfrutar de la normalidad, con 64 pistas y una buena cara en este centro situado en Aragón. Probablemente la mejor que presenta esta temporada, desde su apertura un ya lejano 20 de diciembre, con la intención de aprovechar y acoger a todos los usuarios amantes de la nieve durante las vacaciones navideñas.

Ahora, los 53 kilómetros que se ponen en marcha son la mejor noticia tras sufrir una semana complicada, donde las precipitaciones también han hecho su aparición, con un total de 60 centímetros durante las últimas 24 horas. Por el momento, y a pesar de contar con una de las temporadas más interesantes desde su unión con Candanchú, en Jaca se mantienen cautos en un tramo complejo de la temporada.

 

Fotos