Vestas aprueba la propuesta del Comité, pero se niega a negociar hasta que no cese la huelga

Imagen de las protestas de la plantilla de Vestas en la propia planta de Villadangos. / Inés Santos

La multinacional danesa confirma a los trabajadores que el problema no está en el acuerdo y les pide «un acto de voluntad» abandonando la huelga a falta de «configurar unos flecos» del acuerdo

I. SANTOS

Más de una veintena de trabajadores de Vestas han intentado acceder a sus puestos de trabajo en la factoría de Villadangos del Páramo en el turno que daba comienzo este miércoles a las 14:00 horas. Los trabajadores han sido increpados por sus compañeros a la entrada al grito de «esquiroles». Después de haber cruzado los tornos de la empresa han recibido la orden de abandonar sus puestos de trabajo por parte del director de la misma.

Una llamada de los vigilantes de seguridad al responsable, Diego Roca, daba la negativa de la entrada a los puestos de trabajo para aquellos que no están secundando la protesta. El motivo fue evitar enfrentamientos con aquellos compañeros que siguen manteniendo la huelga indefinida. Finalmente una llamada alertaba a los vigilantes de seguridad que los trabajadores que quisiesen entrar en su puesto de trabajo podrían hacerlo, pero al salir para dar el aviso «todos los que habían ido con esa idea se habian ido a sus casas».

Una Asamblea provechosa

Los trabajadores han sido informados en la mañana de este miércoles por parte del Comité de Empresa del último acuerdo presentado. «Tuvimos una reunión la semana pasada en la que la empresa nos pidió una propuesta», explica Juan García, presidente del Comité. Tras reunirse con los empleados de la multinacional danesa y consultarles los términos de este nuevo acuerdo se lo presentaron a Diego Roca. «Los trabajadores han visto bien la última propuesta y desde la empresa nos han dicho que vamos por buen camino», añade Juan García.

La sorpresa ha llegado con una nueva llamada de la multinacional que ha mantenido una postura cercana con el acuerdo a falta de lo que consideran 'unos flecos'. El problema vio la luz este martes cuando el Comité de Empresa ha recibido una llamada en la que asegura que «hasta que no desconvoquemos la huelga no se sentarán a negociar». Vestas considera que los trabajadores deben volver a sus puestos de trabajo «como acto de buena voluntad». Todo ello sin tener ningún seguro de que las condiciones y propuestas que han recibido se llegarán a cumplir tras volver al trabajo.

La plantilla no entiende esta petición y a pesar de las malas noticias 'se han hecho mas fuertes', son conscientes de que en estos momentos deben estar unidos y tienen claro que «seguiremos con la huelga hasta que no tengamos un acuerdo».

Un apoyo importante

La plantilla está cansada desde que el pasado 16 de julio comenzasen una huelga indefinida que ya dura más de mes y medio, pero seguirán «con fuerza» hasta que Vestas no se siente a negociar y de a conocer los 'flecos' que faltarían para llegar a un acuerdo.

El Comité de Empresa también ha destacado la importancia del apoyo recibido en los últimos días por parte de algunas instituciones, sobre todo el que ha llegado desde la Delegada del Gobierno de Castilla y León, Virginia Barcones.

«Barcones instó al Gobierno central a una reunión con la directiva de Vestas, para buscar la fórmula por la que mantener a la empresa en León», explica Juan García. La reunión que, como ya anunció la Delegada del Gobierno de Castilla y León, no tiene una fecha concreta será la próxima semana y contará también con la presencia de la Consejera de Hacienda, Pilar del Olmo.

Temas

Vestas

Contenido Patrocinado

Fotos