Network Steel, el comprador de Vestas, proyecta una ampliación en Aranda que creará 70 puestos de trabajo

Instalaciones en Aranda de Duero./SG
Instalaciones en Aranda de Duero. / SG

Construirá una nave en una parcela de 40.000 metros cuadrados con una inversión de 45 millones

SUSANA GUTIÉRREZAranda de Duero

El nuevo comprador de la planta de Vestas en Villadangos del Páramo, Network Steel, también prevé aumentar su producción y plantilla en Aranda de Duero. La firma está a la espera de los permisos urbanísticos municipales para llevar a cabo una ampliación en sus instalaciones en el Polígono Industrial Prado Marina.

En la actualidad, la empresa siderometalúrgica cuenta con dos fábricas, Todoaceros y Aranda Coated Solutions, a lo que unirá una nueva nave en la que pretende construir una planta dedicada al galvanizado de acero. Por ello, ya ha adquirido dos parcelas que suman unos 40.000 metros cuadrados, situadas en las inmediaciones de las otras dos plantas de la firma. La empresa prevé una inversión de 45 millones de euros y la creación de alrededor de 70 puestos de trabajo. Con esa cifra se duplicará prácticamente la plantilla actual que suma 80 empleados.

La alcaldesa, Raquel González, indicó que la empresa le ha confirmado que, más allá de la adquisición de Vestas, sigue apostando por su proyecto en Aranda. Por su parte, el concejal de urbanismo, Alfonso Sanz, detalló que el expediente de ampliación se está estudiando por parte de los técnicos municipales y cuenta con los informes favorables, a falta de realizar el estudio acústico. La empresa transmitió al Ayuntamiento, durante la reunión para presentar el proyecto, que su idea era poder comenzar las obras a principios del años 2019.

Nueva línea de negocio

En la actualidad, Aranda Coated Solutions se dedica a la producción internacional de bobinas de acero prepintado de alta calidad, exportando a Europa, norte de África y América. Por su parte, Todoaceros está especializado en el decapado de bobinas de acero sin ácido ni aceite, gracias a la utilización de un sistema de rodillos abrasivos.

La nueva línea de negocio, que se denominará Galvaranda, dará respuesta a los pedidos que requieran bobinas de acero galvanizado, un proceso que otorga resistencia ante la corrosión, a través de una capa de zinc, para soportar condiciones climáticas extremas. El objetivo también es que se elaboren subproductos.

La ampliación conseguirá abrir nuevos mercados y ampliar los clientes, sobretodo en el sector de la automoción. Aranda de Duero, con la creación del polígono industrial Prado Marina en el año 2006 se convirtió en un polo nacional destacado en la industrial siderometalúrgica. A las empresas vinculadas a Network Stell, hay que unir otras dos, Tubos Aranda y Tecnoaranda, de fabricación de torres eólicas, que también se dedican al

 

Fotos