Gobierno y Junta recuerdan a Vestas que tiene «grandes intereses» en concesiones eólicas y hablan de «consecuencias»

La ministra de Industria, Reyes Maroto, y el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, el martes en la reunión con el comité de empresa de Vestas./MIRIAM CHACÓN
La ministra de Industria, Reyes Maroto, y el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, el martes en la reunión con el comité de empresa de Vestas. / MIRIAM CHACÓN

La empresa danesa cuenta con casi el 18% de la potencia instalada en Castilla y León

Ángel Blanco Escalona
ÁNGEL BLANCO ESCALONAValladolid | León

La firmeza de la carta que la ministra de Industria, Reyes Maroto, y el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, han enviado al presidente del consejo de administración de Vestas Wind System, Anders Runevad, para exigir la paralización del cierre de la planta de Villadangos del Páramo (León), se plasma en expresiones como «absoluto rechazo sobre el fondo y las formas» o «decisión injusta, abusiva e irresponsable».

Además, la misiva también tiende la mano para «buscar soluciones conjuntas» y «analizar alternativas industriales» y trata de contemporizar con una alusión al «respeto a la autonomía e independencia de las decisiones de las empresas».

Entre una y otra línea argumental, en el cuarto párrafo de los dos folios de que consta la carta, Herrera y Maroto se refieren a «las consecuencias de la grave decisión» que ha adoptado la firma con el anunciado cierre y despido de cerca de 370 trabajadores y recuerdan a Runevad que la multinacional tiene «grandes intereses en España y, en especial, en Castilla y León, en la que tiene implantadas capacidades eólicas por encima de los 1.000 Mw».

La comunidad, que hasta la fecha es líder en España en cuanto a generación eléctrica mediante aerogeneradores con en torno a la cuarta parte del total nacional, tiene instalada una potencia eólica de 5.591 Mw, de modo que la compañía danesa cuenta con casi el 18% del total del territorio regional.

Subasta eléctrica

Hace unas semanas, el Ministerio para la Transición Ecológica resolvió favorablemente diferentes solicitudes en Castilla y León, por una potencia de 473,5 Mw, para la construcción de nuevas instalaciones de energías renovables en la comunidad. En España, en total, se dio luz verde a 86 de las 113 peticiones remitidas por los adjudicatarios de la subasta celebrada en abril de 2017, que suman 2.526 megavatios de potencia. Las 27 restantes, que se corresponden con 736,82 Mw, están en proceso de análisis. Con esta aprobación, Castilla y León cuenta con la segunda mayor asignación, solo por detrás de Aragón.

Volviendo a la carta, Maroto y Herrera entienden que decisiones como la del cierre de Villadangos «afectarán muy negativamente al prestigio» de Vestas y muestran su «disgusto y sorpresa» por la manera de proceder de la dirección de la empresa, máxime cuando el 3 de septiembre había concertada una reunión entre sus directivos y «los máximos titulares de los ministerios con competencias en la política energética». Un comportamiento que de manera comprensible ha sido considerado por la Junta y el Gobierno como todo un desaire por parte de la empresa de aerogeneradores.

Contenido Patrocinado

Fotos