Cs quiere un gobierno en la Comunidad de Madrid con el PP y que sea «moderado y liberal»

Arrimadas insiste en que la formación naranja no se abstendrá para la investidura de Sánchez y enfatiza que es la única que puede enfrentarse en Cataluña a la ruptura que propone el separatismo

AGENCIAS

La portavoz de Cs, Inés Arrimadas, ha abogado este domingo por un gobierno en la Comunidad de Madrid «moderado y liberal» y que se configure con el PP, en línea con el conseguido para el Ayuntamiento de la capital.

En una atención a los medios este domingo, ha explicado que continúan las negociaciones con el PP para formar gobierno y que se está todavía a tiempo para conseguirlo: «Por Ciudadanos no va a quedar».

Arrimadas ha defendido que un gobierno entre Cs y PP puede actuar como «el salvavidas naranja ante la subida de impuestos y las ocurrencias populistas» del Gobierno central, además de pensar en las familias.

Sobre la posibilidad de que la presidenta sea la candidata popular a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, Arrimadas ha destacado que el PP «se ha pegado un batacazo» en la comunidad.

«Hay un partido que crece, se consolida, aumenta, cada vez ilusiona más, que es Ciudadanos; y un partido que cada vez tiene más bajas y cada vez se pega más batacazos electorales, que es el Partido Popular», ha dicho.

Asimismo, Arrimadas ha insistido que no se abstendrá en la investidura de Pedro Sánchez tras los pactos de la «infamia» que a su juicio ha encabezado el jefe del Ejecutivo en funciones en comunidades como Navarra, y ha defendido que su partido es «la única voz» que es capaz de líderar un frente constitucionalista en Cataluña, después de la representación que ha obtenido el PP y de que el PSOE gobierne con JxCat y ERC en ayuntamientos.

«El único partido que puede enfrentarse a la ruptura que propone el separatismo, el único partido que sin complejos defiende a todos los catalanes y una Cataluña para todos es Ciudadanos», ha remarcado.

Arrimadas ha sostenido que su partido va a seguir defendiendo a los «millones de catalanes que se sienten abandonados por el Gobierno de España, humillados por el separatismo y quieren de una vez por todas despertar de esta pesadilla que es el 'procés».

«Queremos una Cataluña para todos, queremos que vuelvan las empresas que se han ido, queremos paz, queremos convivencia, queremos un gobierno que gobierne», ha subrayado.