PSOE y Unidas Podemos buscan cerrar la polémica de los acatamientos de la Constitución tras el aval de la JEC

PSOE y Unidas Podemos buscan cerrar la polémica de los acatamientos de la Constitución tras el aval de la JEC

El PP está dispuesto a recurrir ante el Tribunal Constitucional para que dicte doctrina como hizo con el «imperativo legal»

EUROPA PRESS

El PSOE y Unidas Podemos buscan cerrar este jueves en la Mesa del Congreso la polémica por las fórmulas utilizadas por algunos diputados, entre ellos los independentistas catalanes, para acatar la Constitución, máxime cuando la Junta Electoral Central (JEC) acaba de dar por buenas alusiones similares a los «presos políticos» y la «república» que se escucharon este lunes durante la ceremonia protagonizada por los eurodiputados españoles en el Congreso.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, validó todas las promesas y juramentos pronunciados en el hemiciclo el pasado 21 de mayo cuando se constituyó la Cámara, pero ya ese día el PP, Ciudadanos y Vox cuestionaron algunas de ellas.

Estos partidos intentaron sin éxito que Batet revisara su decisión, pero ella insistió en que no hizo otra cosa que aplicar el Reglamento y la jurisprudencia del Tribunal Constitucional. Ante esta negativa, los de Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal recurrieron ante la propia Mesa, que este jueves prevé resolver los recursos.

Como establece el Reglamento, el órgano de gobierno decidirá tras escuchar a la Junta de Portavoces, donde el pasado 12 de junio PP, Ciudadanos y Vox se quedaron solos en defensa de su postura. Este jueves, teniendo en cuenta también la opinión de los servicios jurídicos, el PSOE y Unidas Podemos prevén reafirmarse en su validación de todas las fórmulas utilizadas el 21 de mayo, según indicaron a Europa Press fuentes parlamentarias.

Y lo harán después de que la Junta Electoral Central, que ya había avisado de que sólo podría reputar como válidas aquellas fórmulas que «expresamente» manifestasen «la voluntad incondicionada de acatar la Constitución», avalase las utilizadas el lunes por los eurodiputados que no se limitaron al «sí, juro» o «sí, prometo».

Por la república y los presos

En concreto, la JEC no puso peros a los eurodiputados electos de Ahora Repúblicas, la coalición que lideró Oriol Junqueras y que unió a ERC, Bildu y BNG, que prometieron «por imperativo legal», por «la república», «por el derecho a la autodeterminación» y «por la libertad de los presos políticos y el retorno de los exiliados».

El organismo arbitral también avaló las 'coletillas' añadidas por los electos de Unidas Podemos que prometieron trabajar «por la lucha feminista», «las clases populares», los «principios republicanos», «los Derechos Humanos» o «el socialismo».

En ese contexto, la mayoría del órgano rector de la Cámara rechazará con este reciente precedente sobre la mesa la pretensión de PP, Cs y Vox de invalidar los acatamientos que cuestionan. De momento, los 'populares' ya han anticipado su intención de llevar al Tribunal Constitucional la más que previsible negativa de la Mesa a revisar su decisión de validar los acatamientos.

El Tribunal Constitucional ya fijó doctrina en 1990 cuando validó la promesa del cargo «por imperativo legal» que empezaron a utilizar los parlamentarios de Herri Batasuna y que, en aquel momento, no fue aceptada por el presidente del Congreso de 1989, el socialista Félix Pons