El PP rectifica su guiño a Vox en violencia de género

El presidente del PP, Pablo Casado (c), acompañado de Teodoro García Egea (d), José María Aznar, y los candidato populares a la Alcaldía y la Comunidad de Madrid./Efe
El presidente del PP, Pablo Casado (c), acompañado de Teodoro García Egea (d), José María Aznar, y los candidato populares a la Alcaldía y la Comunidad de Madrid. / Efe

Los populares no abordan en su convención asuntos espinosos para el partido como el aborto o la gestación subrogada

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

El PP ha asumido de facto el error de haber concedido a Vox extender el debate sobre las agresiones de género hacia el terreno de la violencia «doméstica». Las alarmas se dispararon el día que Pablo Casado habló del 25% de víctimas en el entorno familiar -hombres, ancianos, niños o parejas homosexuales- que no son mujeres. Diversos cargos del partido salieron a apuntalar su compromiso en la lucha contra la lacra de los malos tratos y reclamaron no dar un paso atrás. Ahora, en la convención programática que celebra la formación conservadora, la cúpula ha dado por zanjado el asunto.

El vicesecretario de Organización del PP trasladó hoy la «posición definitiva» y «firme» de su partido en esta materia. «A las mujeres -se desmarcó de Vox- no se les protege por el hecho de ser mujeres, porque entonces también debería protegerse a los hombres por el hecho de ser hombres. A las mujeres en la ley se les protege porque hay violencia contra ellas por el hecho de serlo. Y eso no se produce con nadie más».

Aunque Casado argumentó en su día que se le había malinterpretado y tiró por tierra cualquier intento de Vox de «derogar» la normativa contra la violencia de género, fuentes del partido defienden ser «absolutamente claros» en esta materia y celebran intervenciones como la de Blanca Hernández hoy en la convención del PP.

La exdelegada del Gobierno para la violencia de género durante el mandato de Mariano Rajoy rechazó en el cónclave los discursos «negacionistas» que eluden la realidad del drama o señalan que «a los hombres también les pasa». «Yo creo que el problema existe, que no está exagerado y que a los hombres les pasan otras cosas, y hay que protegerlos y ayudarlos, pero esto no. Esto les pasa a las niñas y a las mujeres», advirtió.

Hernández considera especialmente peligroso que se extienda la idea de «lagartas que se aprovechan de un sistema» diseñado para proteger a las mujeres víctimas de violencia de género. Es por eso que apuesta por hacer pedagogía y desterrar también la tentación de «criminalizar a los hombres», que, a su juicio, deberían ser entendidos como «aliados» en una causa social de magnitud universal.

El programa

El PP, bajo la coordinación del presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo resolvió introducir este asunto en el programa de la convención tras la controversia de las últimas semanas. Pero algún otro debate que, según el compromiso de la dirección, debería haber formado parte del cónclave ha quedado excluido.

El pasado agosto, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, trasladó en declaraciones a Europa Press que el aborto sería objeto de reflexión en esta reunión programática. La interrupción voluntaria del embarazo genera, sin embargo, serias discrepancias en el seno del partido. El propio Casado ha defendido en más de una ocasión volver a la ley de 1985 y reformar la actual normativa de plazos. Pero fuentes populares creen que enredarse ahora en esta discusión «perjudica más que beneficia».

También la postura oficial sobre la gestación subrogada queda pendiente para el próximo congreso. Así se decidió hace un año cuando el PP abogó por acometer un debate «más profundo» dadas las dos sensibilidades que conviven en el partido.

Más información

 

Fotos