Muere un niño de 4 años al recibir un tiro durante una cacería en Sevilla

Un coche de la Guardia Civil en las inmediaciones de la finca «La lapa», en la localidad sevillana de Burguillos. / Efe

El pequeño fue evacuado con vida hasta un centro sanitario pero falleció dos horas más tarde | Un disparo fortuíto es la principal hipótesis que maneja la Guardia Civil

EFESevilla

La Guardia Civil maneja el disparo fortuito como principal hipótesis de la muerte de un niño de cuatro años, vecino de Coria del Río (Sevilla), durante una cacería que se celebraba en una finca de localidad sevillana de Guillena.

Así lo han indicado a Efe fuentes de la investigación de ese suceso que se produjo minutos antes de las 11.30 horas, cuando un testigo advirtió al servicio de emergencias de que un menor había resultado herido por un disparo en una cacería celebrada en el coto llamado «La Lapa», que se encuentra en el término municipal de Guillena, en las primeras estribaciones de la sierra norte de Sevilla.

Aunque se envió un helicóptero al lugar de los hechos para trasladar al niño, este finalmente fue desplazado por las propias personas que se encontraban en la finca al centro de salud de Burguillos, el más cercano al coto y ubicado a 12 kilómetros del lugar del suceso (el de Guillena se encuentra a 21 kilómetros).

Los médicos del centro de Salud de Burguillos intentaron reanimar al menor, que presentaba un único disparo, durante dos horas.

Fuentes cercanas al caso han informado de que la Guardia Civil se encarga de la investigación del suceso, sobre el que el juzgado de guardia de Sevilla ha decretado el secreto de sumario.

El cuerpo del niño, que presentaba un único disparo, ha sido trasladado al Instituto Anatómico Forense de Sevilla para que le sea practicada la autopsia.

 

Fotos