Los mossos podrán marcharse a la Policía Nacional pero no a la Guardia Civil

Un Mosso d´Esquadra se encara con un policía nacional. /Quique García (Efe)
Un Mosso d´Esquadra se encara con un policía nacional. / Quique García (Efe)

Grande-Marlaska ultima el proyecto que puso en marcha Zoido tras el 1-O para poner en marcha la pasarela

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

El Ministerio del Interior ultima el proyecto para que los mossos d' Esquadra puedan abandonar el cuerpo autonómico para integrarse en la Policía Nacional. El plan con el que trabaja el equipo de Fernando Grande-Marlaska, sin embargo, no contempla la posibilidad de que los policías catalanes puedan pasarse a la Guardia Civil, ya que hay impedimentos legales y el Ejecutivo no está por la labor de encarar grandes reformas. Esa misma pasarela podrá ser usada por policías locales y ertzainas para irse a la Policía, aunque en esos cuerpos no existe el aparente interés por marcharse que, según fuentes policiales, sí que se da en ciertos sectores de los Mossos d'Esquadra.

Una respuesta parlamentaria del Gobierno a Ciudadanos, a la que ha tenido acceso COLPISA, ha revelado que los actuales responsables de Interior, ni mucho menos, han abandonado la idea que ya promovió el anterior ministro Juan Ignacio Zoido, tras los sucesos del pasado otoño en Cataluña, de poner las cosas fáciles a los mossos descontentos con la deriva de la Generalitat.

La pasarela al Cuerpo Nacional de Policía, según ese documento fechado el pasado 24 de julio, estaría muy avanzada. El Ejecutivo asegura que no hay impedimentos legales para la incorporación de los mossos a la Policía porque esta posibilidad sí que se contempla en la Ley 9/2015 de Régimen de Personal de la Policía Nacional. «Actualmente -revela el Ejecutivo- la Dirección General de la Policía está llevando a cabo los trabajos necesarios para elaborar los diferentes reglamentos que se derivan de la referida ley» para poder poner en marcha esa pasarela que, aunque prevista hace tres años, no se ha desarrollado.

«Priorizando»

Interior, afirma el Gobierno, está «priorizando» los trabajos para sacar adelante cuanto antes las dos normativas que posibilitarían la fuga de los mossos a la Policía, el Reglamento de Provisión de Puestos de trabajo de la Policía Nacional y el Reglamento de Ingreso, Formación y Promoción Interna de la Policía Nacional. Básicamente, explicaron fuentes del Ejecutivo que no se atreven a adelantar fechas, el grueso del trabajo es la equiparación de las diferentes escalas de ambos cuerpos.

Interior, señala este mismo documento, cierra la puerta al trasvase a la Guardia Civil. Alega, en esencia, que ni la Ley de Régimen del Personal de la Guardia Civil de 2014 ni el Real Decreto de 2002 de Ingreso en los Centros Docentes de Formación del Cuerpo de la Guardia Civil «contemplan» la posibilidad de pasarelas para facilitar a las policías autonómicas o locales el ingreso en el instituto armado. El Gobierno afirma que no se plantea ahora reformar ese corpus normativo. «No existe una previsión de desarrollo de esta opción (la pasarela) para el caso de la Guardia Civil», zanja el Ministerio del Interior en su respuesta.

Interior reactivó la olvidada idea de la pasarela después de que, en primera instancia, 29 mossos reclamaran su paso a las fuerzas de seguridad del Estado tras el 1-O. Fuentes sindicales de los Mossos afirman tener casi 200 solicitudes para el traslado a la Policía.

Precisamente hoy la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), aseguró que el 20% de los agentes del cuerpo autonómico catalán (o sea, unos 3.200 mossos) está dispuestos a incorporarse en la Guardia Civil. AUGC hizo públicos esos cálculos en una nota en la que reclamaba la activación de la pasarela también para ese cuerpo, que el Gobierno asegura ahora que ni se plantea.

La incorporación de los Mossos a la Policía Nacional podría acabar con los problemas de este cuerpo para completar su plantilla en Cataluña, actualmente con un déficit de 1.087 agentes, un 28% menos de los previstos.

Contenido Patrocinado

Fotos