La Junta Electoral amonesta a Celaá por hacer «electoralismo»

Isabel Celaá, en la rueda de prensa posterior a un Consejo de Ministros./EFE
Isabel Celaá, en la rueda de prensa posterior a un Consejo de Ministros. / EFE

Considera que la portavoz del Gobierno no puede hacer ese tipo de valoraciones tras el Consejo de Ministros

Ramón Gorriarán
RAMÓN GORRIARÁNMadrid

La Junta Electoral Central dio un tirón de orejas a la ministra portavoz del Gobierno por hacer «valoraciones políticas con connotaciones electoralistas» en las comparecencias posteriores al Consejo de Ministros.

El órgano de arbitraje estimó de forma parcial el recurso presentado por Ciudadanos contra Isabel Celaá por sus declaraciones del pasado viernes en la conferencia de prensa habitual tras la reunión del gabinete. La ministra dijo, a preguntas de los periodistas, que «el PSOE sale a ganar las elecciones». Frase a la que siguieron otras reflexiones políticas sobre los socialistas y otros partidos.

La Junta, reunida este miércoles en el Congreso, resolvió «instar a la ministra a que, en lo sucesivo, maximice su deber» de evitar ese tipo de comentarios porque pueden «quebrantar la estricta neutralidad que han de mantener los poderes públicos a lo largo de todo el proceso electoral». Pero, añadió, «no procede la adopción de medidas sancionadoras adicionales».

El supervisor de la limpieza en los procesos electorales recuerda en su resolución que los altos cargos de la administración no pueden aprovechar la difusión de información de interés público para emitir juicios de valor». Celaá, apunta, «debió evitar» hacer esos comentarios, si bien reconoce que no fueron espontáneos sino en respuesta a preguntas de los periodistas sobra la estrategia electoral del PSOE.

Ese mismo día, la portavoz reclamó que no se le plantearan interrogantes de ese tipo porque si no las contestaba cometía «una grosería». De todos modos, señaló que era «subjetivo» apreciar qué era electoralismo y qué no.

No es la primera vez que la Junta Electoral llama la atención a un miembro del Gobierno de Pedro Sánchez por falta de neutralidad. El pasado 21 de marzo, en la campaña para las elecciones del 28 de abril, reprendió a la vicepresidenta Carmen Calvo por el uso partidista de las redes sociales del Gobierno.