Pablo Iglesias defiende a los «presos políticos» pero evita reclamar un referéndum

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias. / Fotografía y vídeo: EP

El líder de la formación morada ha participado en su primer acto preelectoral junto a la alcaldesa de Barcelona y coordinadora de Catalunya en Comú, Ada Colau

CRISTIAN REINOBarcelona

La confección de la listas electorales de En Comú Podem para el Congreso hizo saltar chispas entre los sectores menos soberanistas del partido por el perfil independentista de la candidatura, en especial el cabeza de cartel, Jaume Asens, secesionista de pura cepa que asesoró a Carles Puigdemont en su huida. Los comunes quieren competir con los independentistas, pero también con el PSC.

En este juego de equilibrios, Pablo Iglesias irrumpió este sábado en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), feudo del socialismo catalán, defendiendo a Oriol Junqueras y Jordi Cuixart, a los que en su día visitó en prisión y que calificó como «presos políticos» que únicamente practicaron la «desobediencia civil». Para Iglesias, es un «escándalo» que Junqueras se enfrente a penas de 25 años de cárcel por rebelión.

Denunció además que «mienten los que dicen que lo que ocurrió en Cataluña es lo mismo que el 23-F», en alusión a la número uno del PP por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo. Ante unas 1.500 personas en el pabellón de La Farga, afirmó que En Comú Podem no quiere «vivir en un país con presos políticos» ni que «se conozca la democracia española porque haya presos políticos».

Pero acto segudido, Iglesias trató de desmarcarse de la líneasoberanista de su partido y evitó hablar del referéndum como herramienta de resolución del conflicto catalán que recoge su programa y que el líder morado defiende desde el primer momento. La receta que puso Iglesias sobre la mesa fue diálogo. «El conflicto en Cataluña -subrayó- no se va a solucionar por la fuerza, ni con jueces, sino dialogando».

 Carga contra las cloacas

Las encuestas no son favorables a los comunes para las generales del 28-A. Hace tres años, la marca catalana de Podemos se impuso en Cataluña con 12 escaños. En esta ocasión, En Comú Podem podría ser superado por ERC y el PSC. Los sondeos, no obstante, no han recogido el efecto del 'Villarejogate'. Iglesias insistió en L'Hospìtalet de Llobregat en cargar las tintas contra el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska y contra el periodista Eduardo Inda. «Las cloacas son Marlaska y Ok Diario», aseguró.

El líder morado aseguró que políticos y «falsos periodistas» acabarán en prisión por el caso Villarejo. Marlaska «dijo que no había cloacas, que lo habían limpiado todo», pero «¿por qué ha dimitido el número dos de comunicación de la Moncloa si todo estaba limpio?», remató.