Un matrimonio halla una maleta con huesos al limpiar un trastero en Málaga

Imagen de archivo de Fuengirola (Málaga)./
Imagen de archivo de Fuengirola (Málaga).

Se maneja la hipótesis de que la valija con los restos, que pertenecerían a más de una persona, habría sido olvidada por un estudiante de Medicina

JUAN CANO y ÁLVARO FRÍASMálaga

Envueltos uno a uno en papel de periódico y dentro de una maleta de viaje. La Policía Nacional mantiene abierta una investigación para esclarecer la procedencia de unos restos óseos, aparentemente humanos, encontrados esta semana en el interior de un trastero de Fuengirola (Málaga). Aunque no se descarta ninguna hipótesis, los agentes piensan que la valija podría haber sido olvidada por algún estudiante de Medicina.

El macabro hallazgo se produjo el pasado sábado, cuando los nuevos propietarios del inmueble, una pareja mayor, encontró la maleta al hacer limpieza. Al principio no miraron dentro, sino que se limitaron a vaciar, limpiar y pintar el trastero. Al abrirla, a principios ya de esta semana, descubrieron que estaba llena de huesos envueltos en papel de periódico. Y avisaron inmediatamente a la policía.

Agentes de la comisaría fuengiroleña acudieron al lugar para hacerse cargo de la investigación, que se centra ahora en determinar la procedencia y la antigüedad de esos huesos. Las fuentes consultadas confirmaron que, a primera vista, serían humanos y, aunque no se trataría de un cadáver completo, sí que habría piezas óseas de más de un cuerpo. De ahí que, por las características y también por el estado de los restos, los investigadores sospechen –es la principal hipótesis, aunque ayer, al cierre de esta edición, no se descartaban otras– que hayan podido ser olvidados por algún estudiante de Medicina que en el pasado haya tenido alquilado ese trastero.

Los especialistas de la Brigada de Policía Científica se hicieron cargo de la inspección ocular y de la recogida de huellas en la propia maleta, mientras que los huesos han sido remitidos al Instituto de Medicina Legal (IML), donde hoy se realizarán pruebas forenses con la finalidad de determinar su origen y su antigüedad, tarea para la que habrá que realizar un estudio antropológico, dada la ausencia de tejidos blandos.

Precisamente en estas instalaciones, ubicadas en los bajos de la Ciudad de la Justicia, los médicos forenses se encuentran realizando un estudio antropológico de otros restos óseos. En este caso se corresponden con el cadáver de una mujer británica hallado en un chalé de Istán, donde una mujer y su hija habrían convivido con el cuerpo durante casi un año.

En los primeros indicios, recogidos en la inspección ocular y en el examen forense realizado el pasado sábado en el IML de Málaga, los investigadores no apreciaron signo alguno de violencia en el cuerpo de la fallecida, que nació en 1946 en Reino Unido. Todo apunta desde entonces a que la mujer pudo morir por causas naturales, aunque ese extremo tendrá que confirmarse mediante las pruebas complementarias a la autopsia que se están realizando. La Guardia Civil mantiene abierta la investigación para esclarecer todas las circunstancias que rodean a este extraño caso.

 

Fotos