El Gobierno se resiste a acoger a doce migrantes rescatados por un pesquero alicantino

Imagen de archivo de un migrante rescatado. /Jon Nazca (Reuters)
Imagen de archivo de un migrante rescatado. / Jon Nazca (Reuters)

El 'Nuestra Madre Loreto' ya rescató en junio de 2007 a 26 hombres, uno de ellos muerto, frente a las costas de Libia

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

Navegan por el Mediterráneo desde hace seis días en busca de un puerto en el que se les permita desembarcar a los doce migrantes que salvaron de morir ahogados en aguas de Libia. Se trata de la tripulación del 'Nuestra Madre Loreto', un pesquero con base en la localidad alicantina de Santa Polar.

El gesto humanitario de la tripulación del barco ha abierto un nuevo conflicto internacional. Los inmigrantes se niegan a regresar a Libia, y el mismo capitán del pesquero ha afirmado que teme un motín a bordo si ponen rumbo a las costas del país africano. «Tememos que se puedan rebelar contra nosotros y nuestra seguridad depende también de una solución rápida», señaló el lunes Pascual Durá.

Se da por descontado que las autoridades de Italia y Malta rechazarán acoger a los rescatados por lo que la única salida parece ser España. Pero en esta ocasión el Gobierno se niega. Según señaló la vicepresidenta Carmen Calvo, el pesquero debe de dirigirse al puerto más cercano, y éste está en Libia. Según reveló la número dos del Ejecutivo, se negocia desde hace tres días con el Gobierno de Trípoli.

Frente a la posición de Madrid, la Comunidad Valenciana se ha mostrado dispuesta a acoger a los inmigrantes. «No se puede dejar morir a nadie en el mar», zanjó el presidente autonómico, el socialista Ximo Puig.

Mientras las autoridades españolas buscan una solución, la situación en el pesquero se complica. Además de los doce inmigrantes viajan a bordo 13 marineros y los alimentos comienzan a escasear. El espacio en el interior del barco también es insuficiente para tantas personas.

El 'Nuestra Madre Loreto' ya rescató en junio de 2007 a 26 migrantes, uno de ellos muerto, frente a las costas de Libia, y unos meses después esta misma tripulación recogió del mar a otras cuatro personas.

 

Fotos