El Gobierno catalán pide disculpas a los pueblos indígenas de México por la conquista

El Gobierno catalán pide disculpas a los pueblos indígenas de México por la conquista

«Pero qué amable el señor Bosch, caramba», ha ironizado Borrell, ministro de Asuntos Exteriores

EUROPA PRESSBarcelona

El conseller de Acción Exterior de la Generalitat, Alfred Bosch, ha pedido perdón a los pueblos originarios de México por los abusos cometidos durante la conquista española de América. «La colonización introdujo una discriminación que no es aceptable», ha afirmado en un encuentro con el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (Inpi) del Gobierno de México durante una visita a este país, ha explicado el Govern en un comunicado.

De esta manera, Bosch ha reiterado las disculpas del Govern que ya manifestó en abril durante un pleno del Parlament, donde condenó los «abusos» cometidos contra los pueblos originarios de América en la conquista.

También ha insistido en la demanda de la Generalitat al Gobierno de Pedro Sánchez para que «acepte la asunción de estas responsabilidades históricas, porque esto contribuye a fortalecer las relaciones entre pueblos desde una posición igual a igual». «Trabajaremos codo con codo con México en esta dirección, para recuperar toda la dignidad que nunca debería de haberse perdido. Nos ponemos al lado de los pueblos originarios de América», ha concluido.

Bosch ha añadido que el Govern se ha comprometido a colaborar con México en tres ámbitos: en la cooperación al desarrollo, en el ámbito lingüístico y cultural, y en la «dignificación» de los pueblos originarios de México.

El director de Asuntos Internacionales del INPI, Saúl Vicente Vázquez, se ha comprometido a fortalecer la colaboración cultural y lingüística con Cataluña, y ha defendido «la aspiración de autodeterminación de los pueblos; la democracia se debe respetar».

«No tiene sentido del ridículo»

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación en funciones, Josep Borrell, ha afirmado que Bosch, «no tiene sentido del ridículo».

«Pero qué amable el señor Bosch, caramba», ha ironizado Borrell en declaraciones a los periodistas a su llegada a la sede de la Junta Electoral Central para recoger su acta de eurodiputado.

El ministro en funciones ha dicho no tener «ni idea de lo que dice o piensa el señor Bosch» pero, preguntado por las palabras del 'conseller' sobre facilitar el diálogo entre México y España, ha respondido que «no tiene sentido del ridículo, está claro». En todo caso, se ha mostrado convencido de que el Gobierno mexicano no le ha dado «la menor importancia» a la visita.