La Fiscalía abre una investigación por el acoso a Ciudadanos durante el Orgullo

Imagen cedida por Ciudadanos de la participación de Inés Arrimadas en el Orgullo 2019 en Madrid./
Imagen cedida por Ciudadanos de la participación de Inés Arrimadas en el Orgullo 2019 en Madrid.

El partido de Rivera pidió al Ministerio Público que indagara si aquel día se produjeron delitos de odio, amenazas, calumnias e injurias

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

La Fiscalía Provincial de Madrid ha incoado diligencias a raíz de la denuncia presentada por Ciudadanos por los incidentes ocurridos durante la celebración del Orgullo Gay, según han informado este martes fuentes del Ministerio Público.

La formación que lidera Albert Rivera denunció el pasado 9 de julio ante la Fiscalía el acoso que sufrió su comitiva durante el desfile del Orgullo Gay el 7 de julio en Madrid. Un acoso por el que también ha venido exigiendo la dimisión de Fernando Grande Marlaska. El partido acusa al ministro del Interior «alimentar el odio» y poner a sus dirigentes en la «diana» de los violentos. Marlaska afirmó que pactar con Vox tendría «consecuencias».

Albert Rivera afirmó poco después de los indicidentes que durante la marcha sus compañeros sufrieron «agresiones, insultos y vejaciones». Ciudadanos puso en conocimiento de la Fiscalía los hechos para que investigara si hubo delitos de odio, amenazas, calumnias e injurias. «A nosotros nadie nos echa de una manifestación del día de la libertad. Este es el partido de los valientes y de la libertad y, si piensan que por mucho que nos insulten y botellas que tiren, nos vamos a ir, no conocen este partido», defendió el líder liberal.

Botellazos

En la comitiva de Ciudadanos se encontraban los diputados Inés Arrimadas, Marcos de Quinto, Patricia Reyes y Miguel Gutiérrez, además de la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís. En un momento de la marcha, un grupo de participantes bloqueó con una sentada el paso de los dirigentes de Ciudadanos que, tras ser insultados y recibir, según denuncian, botellazos, abandonaron la manifestación escoltados por la Policía Nacional.

Villacís puso en duda la celeridad de las fuerzas de seguridad a la hora de actuar. Lo hicieron, según la número dos del ayuntamiento, «de forma muy ineficiente».

Un cuestionado informe de la Jefatura Superior de Policía contradice estas acusaciones porque no hay constancia de agresiones físicas. Mantiene además que la comitiva de Ciudadanos desatendió las instrucciones y consejos policiales. Otro informe del sindicato Unión Federal de Policía mantiene en cambio que hubo seis agentes heridos por los manifestantes.