Encarcelado un cura detenido por segunda vez por corrupción de menores

Un policía nacional revista archivos incautados a una red de pedófilos./
Un policía nacional revista archivos incautados a una red de pedófilos.

Los agentes descubrieron vídeos con supuestos tocamientos a niñas al analizar los archivos hallados en su casa de Málaga

JUAN CANO y ALVARO FRÍASMálaga

Lo detuvieron por primera vez el pasado agosto en el marco de la 'operación Sandrina' contra la distribución de pornografía infantil a través de internet. La policía registró dos domicilios vinculados al cura y en uno de ellos encontró, además de ropa infantil y unos maniquíes del tamaño de menores, numerosos dispositivos de almacenamiento informático.

En ellos, los agentes hallaron más de 3.000 archivos con fotos y vídeos. Cuando revisaron los primeros, descubrieron que no solo se habría descargado imágenes de contenido pedófilo, sino que también habría realizado tocamientos a niñas, por lo que ha vuelto a ser arrestado esta semana. Y, esta vez, ha ingresado en prisión, tal y como han confirmado a 'Sur' desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

El sacerdote pertenecía a una Diócesis de la Comunidad de Madrid, pero se trasladó a Málaga a principios del año pasado para cuidar de un familiar. En septiembre de 2018 tenía previsto incorporarse a una parroquia de la Axarquía, pero su detención en la 'operación Sandrina' lo impidió y el obispo de su diócesis ordenó la «suspensión del ejercicio de todo ministerio sacerdotal», ya que en agosto quedó en libertad con cargos mientras proseguía la investigación.

Las pesquisas policiales se centraron en el material informático que se le incautó al cura, que también había sido docente en la diócesis madrileña, donde al parecer habría impartido catequesis. Entre esos archivos, los agentes encontraron vídeos filmados por el investigado en los que se apreciaban supuestos tocamientos a niñas de seis años cuando era sacerdote en Madrid. También han hallado imágenes donde el cura realizaría actos de naturaleza sexual delante de un menor. No obstante, los investigadores aún no han terminado de revisar todo el material informático intervenido.

A la vista de estos hechos, que pasarían de la pedofilia a la pederastia, el sacerdote fue detenido nuevamente y puesto este lunes a disposición del Juzgado de Instrucción número 12 de Málaga capital. La magistrada, que es además la que dirige la 'operación Sandrina', ordenó el ingreso en prisión provisional del cura investigado por corrupción de menores y abusos sexuales, según precisaron desde el TSJA.

Consultado al respecto, el Obispado de Málaga se ratificó en el comunicado que difundió cuando el sacerdote fue detenido la primera vez, en el que, además de informar de las medidas cautelares que se le aplicaron, mostró su «rechazo absoluto» hacia los hechos «referidos a la pornografía infantil o a otros que conculcan la dignidad y derechos de los menores, de los adultos vulnerables o de cualquier otra persona». También pidió perdón «a las posibles víctimas» e invitó a todos los fieles a «orar por ellas, por sus familias, por la Iglesia, sus ministros y colaboradores, y también por la conversión de quienes cometan tan execrables hechos».

Es martes, tras tener noticia de este nuevo arresto, el Obispado insistió en que la Iglesia de Málaga siente un «profundo dolor» ante todo tipo de abusos perpetrados contra los niños.

 

Fotos