Desmantelada la mayor red criminal del levante español dedicada al narcotráfico y al blanqueo

Varios de los detenidos. / Policía

La Policía ha detenido a 81 personas y ha intervenido más de 2.000.000 de euros en metálico

COLPISA

Golpe al narcotráfico y al blanqueo de capitales. Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con Europol, han desmantelado la mayor red criminal del levante español tras la detención de 81 personas y la intervención de 2.000.000 de euros en metálico, más de la mitad de los cuales estaban ocultos en una 'habitación del pánico' en el domicilio del cabecilla de la organización. En el operativo final -desarrollado en Alicante, Valencia, Madrid, Galicia y Barcelona- han intervenido más de 200 policías y se han realizado 13 registros.

La investigación se inició en enero de 2018 cuando la Policía Nacional tuvo conocimiento de la existencia de una organización criminal, asentada en Alicante, presuntamente dedicada al tráfico de sustancias estupefacientes a gran escala. De forma paralela, se comprobó que estaban blanqueando los beneficios de dicha actividad ilegal a través de diferentes métodos y sistemas. Los investigadores tuvieron que crear equipos de investigación conjuntos, tanto el área criminal como en la financiera, así como la colaboración de policías de otros países como Rumanía, Suecia, Portugal, Gran Bretaña y Colombia. Además, Europol colaboró con todos los medios y analistas de los que dispone, al incorporar esta operación a una de sus acciones investigativas preferentes con especial dedicación (EMPACT).

Implicados en un asesinato

La organización contaba con varios escalones totalmente estancos que realizaban aquellas tareas que los cabecillas les encomendaban; incluso disponía de un equipo de seguridad para realizar contra vigilancias y abordar acciones especialmente complejas como el cobro de deudas, extorsiones o 'vuelcos'. Este último grupo era especialmente violento y llegó a verse salpicado por un asesinato en la localidad de Campello (Alicante).

Fruto del trabajo internacional, los agentes detectaron un fortísimo grupo criminal sueco que comenzaba a moverse en Barcelona y con el que la organización investigada entró en contacto al objeto de mejorar su infraestructura y capacidades. La colaboración entre la Policía Nacional y la policía sueca permitió localizar al líder de esta trama, que ha sido detenido junto a tres de sus colaboradores.

En diferentes intervenciones policiales desde mediados del pasado año hasta la fecha se ha incautaron 3.200 kilos de cocaína y se detuvieron inicialmente a 20 personas, y posteriormente a 18, todas ellas subcontratados por el grupo criminal investigado con el propósito de alejar a la dirección de la organización de la cocaína. Como consecuencia de las intervenciones policiales de estos cargamentos de sustancia estupefaciente, que nunca llegaron a su destino, la organización comenzó a cometer errores en sus comunicaciones y en sus tratos y esto permitió a los investigadores detectar varios trasvases de grandes cantidades de dinero entre los distintos cabecillas de la organización.