La Audiencia Nacional ordena reabrir la pieza de Gürtel tras las declaraciones que señalaron a Camps

El expresidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps. / EFE

El juez De la Mata deberá indagar el papel de la exdirectora general Dora Ibars en unos contratos con el Grupo Correa por 58.000 euros

Mateo Balín
MATEO BALÍNMadrid

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha ordenado que el Juzgado Central de Instrucción número cinco reabra la pieza separada del 'caso Gürtel', denominada 'Orange Market', con el fin de investigar las eventuales indicaciones que podría haber recibido la directora general de Promoción Institucional de la Generalitat Valenciana, Dora Ibars, para la adjudicación de determinados contratos a dicha empresa del Grupo Correa. La decisión se toma a raíz de las declaraciones durante el juicio del exdirigente del PP valenciano Ricardo Costa y de los cabecillas de 'Gürtel' Francisco Correa, Pablo Crespo y Álvaro Pérez, 'el Bigotes'.

En un auto, los magistrados de la Sección Segunda de lo penal estiman así la solicitud de la Fiscalía Anticorrupción en el marco del citado procedimiento, en la que Ibars -exdirectora General de Promoción Institucional de la Generalitat Valenciana durante la etapa de Francisco Camps- está acusada de presunta prevaricación administrativa.

Recuerda la Sala que los hechos imputados a Ibars se refieren, en primer lugar, a la contratación directa de la sociedad Orange Market en 2005 para la elaboración de la Guía de la Comunicación de la Generalitat y un 'pen drive' que se iba a utilizar como regalo institucional. Un procedimiento en el que para sustraerse del control administrativo las partes acordaron la emisión de varias facturas hasta alcanzar el valor del precio cobrado por Orange Market, de 88.975,59 euros, de los que se llegaron a pagar 58.580,96 euros.

En segundo lugar, la Fiscalía acusa a Ibars por los hechos relativos a la participación de Orange Market como adjudicataria, de forma directa, del montaje del stand para grandes eventos de la Comunidad Valenciana en Fitur de 2009, con participación de varias instituciones y organismos oficiales a los que se obligaba a contratar con la empresa del Grupo Correa, utilizando el mismo sistema del fraccionamiento del precio en varias facturas.

El auto indica que el motivo de la petición de la Fiscalía radica en las revelaciones que tienen lugar al inicio del juicio oral del Juzgado Central de lo Penal con las declaraciones de Costa, Correa, Crespo y Álvaro Pérez «de las que se podría desprender que la contratación directa de Orange Market por la Administración valenciana era por decisión de las primeras autoridades y la realización y montaje del stand de grandes eventos de la Comunidad Valenciana en Fitur 2009 podría ser una forma de retribuir a esa sociedad por trabajos realizados realmente para el partido Popular en la Comunidad Valenciana», entre otras declaraciones expuestas durante la vista oral.

La Sala explica que la influencia de estas revelaciones en el juicio por la financiación irregular del PPCV es «fácil de comprender, dada la íntima relación entre ambas causas en las que son coincidentes muchos de los acusados». Añade que en este caso se trata de averiguar si la acusada Dora Ibars en su calidad de directora general de Promoción Institucional es quien adoptó las decisiones finales en lo relativo a la contratación directa de Orange Market en las ocasiones reiteradas en el escrito de acusación o bien «tal decisión fue adoptada por otras autoridades superiores jerárquicamente a la acusada, a las que se refirieron los acusados en el juicio». En concreto al expresidente Francisco Camps.

Camps niega haber dado instrucciones para adjudicar contratos a Gürtel

El expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps ha afirmado que no dio «ninguna instrucción» para adjudicar contratos a la trama Gürtel y ha lamentado que después de 10 años se le intente «recolocar otra vez en la matriz» de la causa Orange Market.

Camps ha hecho estas declaraciones a los periodistas tras las decisión de la Audiencia Nacional de reabrir la pieza de Gürtel Orange Market para investigar adjudicaciones que el PP valenciano hizo a la trama después de que el ex secretario general del PP valenciano Ricardo Costa señalara a Camps como el ideólogo de la financiación ilegal de esta formación en el juicio a la rama valenciana de Gürtel.

«En el año 2009 ya pasaron los testigos a decir que no recibieron ninguna directriz y el TSJ decidió no investigarme en esta causa», según ha expuesto Camps, que se ha mostrado tranquilo ante la decisión de la Audiencia Nacional porque la causa ya fue enjuiciada y sentenciada.

Según ha manifestado, el Tribunal Superior de Justicia valenciano decidió juzgarle por el caso de los trajes y esta «sería una suerte de revisión» de ese juicio: «Como no fui condenado, a ver si pueden juzgarme por otra cosa», ha agregado.

Más información

 

Fotos