Un alcalde del PP y su esposa, del PSOE, en la oposición

Las Inviernas./
Las Inviernas.

José Luis Rodríguez, alcalde electo de Las Inviernas (Guadalajara), ha vencido a la candidatura que encabezaba su esposa

J.V. MUÑOZ-LACUNAGuadalajara

José Luis Rodríguez, alcalde electo de Las Inviernas, un pequeño pueblo de Guadalajara de 63 habitantes, no sólo debatirá de los asuntos polémicos de la localidad en el Ayuntamiento. También tendrá que hacerlo en casa porque su esposa, María Isabel Espadas, encabeza la oposición municipal.

José Luis se presentaba por el PP, partido que siempre ha ganado en Las Inviernas. «Es lo habitual», reconoce. María Isabel lo hacía encabezando la candidatura del PSOE. Eran los dos únicos partidos que se presentaban en este pueblo situado en la Cañada Real Soriana Oriental. Los vecinos de las Inviernas hablaron con sus votos y el resultado fue claro: 26 votos para el PP y 15 para el PSOE.

En las urnas de las elecciones europeas y autonómicas también fue el PP el ganador con 30 y 32 votos respectivamente. En el caso de las europeas, Vox fue la segunda formación política más votada, no así en las regionales donde el PSOE quedó segundo.

Buen rollo

María Isabel, que trabaja como conserje en una comunidad de vecinos de Guadalajara, afirma que entre los dos hay «buen rollo». Sin embargo, su marido espera que algunas decisiones no puedan tomarse por unanimidad. «Si algún día tenemos que debatir algo para decidir si hay que hacer esto o aquello y a ella le parece bien pues supongo que me apoyará y si no, pues no», pronostica José Luis, que se dedica a la agricultura y a la ganadería. El alcalde de Las Inviernas contará con el apoyo de un concejal, Alfonso Esteban, que también es amigo. Su pequeño gobierno local gestionará un presupuesto de 60.000 euros y, entre sus proyectos más inmediatos, destaca el arreglo de caminos, la pavimentación de algunas calles, la renovación de las tuberías y la construcción de un campo de fútbol.

Asuntos en torno a los cuales José Luis e Isabel debatirán no sólo en el Ayuntamiento sino también en el hogar familiar ante sus dos hijos de 11 y 15 años.