El PP busca garantizar la vida de Compostilla para asegurar 1.300 empleos que dependen de la térmica

Central térmica de Compostilla./César Sánchez
Central térmica de Compostilla. / César Sánchez

La formación popular presenta una Proposición de Ley en el Congreso ante el temor de que Endesa y Gobierno puedan acortar la vida de la térmica

LEONOTICIASLeón

El Ministerio de Transición Ecológica niega la mayor: la vida de la central térmica de Compostilla no se acortará. Sin embargo la inquietud en la plantilla y la sensación de que el «ataque al carbón y a las térmicas es permanente» se extiende en la parte laboral.

Más información

Inicialmente la previsión de cierre de Compostilla se encuentra prevista para 2020 pero los temores reducen esta fecha hasta el 2018. Cuatro años que supondrían «arrasar con uno de los pocos núcleos de empleo que quedan en la zona», ha advertido la formación popular en las últimas horas.

De ahí que este martes se debata en el Congreso una Proposición de Ley para poder evitar que la 'tentación' llegue a las eléctricas.

«Es una medida que el propio PSOE también comparte según han exteriorizado algunos de sus responsables, de ahí que esperamos contar con su apoyo», han recordado fuentes del PP.

200 millones de inversión

La cuenca del Bierzo teme un nuevo mazazo si Endesa no apuesta por su térmica. Y la realidad es que no lo va a hacer. La eléctrica no efectuará las inversiones necesarias para adecuar las centrales Andorra y Compostilla para adecuarlas a las exigencias comunitarias en materia de emisiones.

De ahí que su vida útil termine en julio de 2020 a ambas plantas. Si muere compostilla muere el sector en Laciana y el Bierzo.

«Con el actual marco regulatorio y de mercado, las centrales estarían abocadas al cierre en 2020», ha advertido Endesa, empresa que sin embargo ha negado a leonoticias su intención de cerrar la planta antes de ese año. «No se ha presentado ningún plan que sitúe el cierre antes del 2020», también ha remarcado el Gobierno.

Pero Endesa insiste en que más allá del 2020 no hay futuro porque, según ha remarcado, tampoco hay capacidad para invertir los 200 millones de euros necesarios que garantizaran la reducción las emisiones de óxidos de nitrógeno y de azufre procedentes de la combustión del carbón.

Contenido Patrocinado

Fotos