Asturias recuerda que defender las térmicas es apostar por futuro de la industria española

Asturias recuerda que defender las térmicas es apostar por futuro de la industria española

El presidente del Principado insiste en que apostar por mantener las centrales térmicas no es apostar por le pasado sino por el futuro ante el riesgo del incremento del coste de la energía

EFE

El presidente del Principado, Javier Fernández, ha señalado este sábado que la defensa del mantenimiento de las centrales térmicas de carbón para producir electricidad no supone una apuesta por el pasado si no por el futuro de la industria española ante el riesgo de un incremento del precio de la energía.

«Asturias no es una aldea gala reticente a la romanización y que defiende algo de otro tiempo«, ha señalado Fernández en relación a la postura del Gobierno central de sumarse en la UE al grupo de países que opta por acelerar el proceso de descarbonización elevando el peso de las renovables el mix energético europeo.

En su respuesta en el parlamento asturiano a una pregunta del portavoz de IU, Gaspar Llamazares, el jefe del Ejecutivo asturiano ha garantizado que seguirá defendiendo los intereses de la región en este ámbito como ya hizo con el anterior gobierno con el que, ha recordado, no tuvo «ningún reparo» en apoyar, pese a su distinto signo político, la postura que defendía el entonces ministro de Industria de oponerse al cierre de térmicas planteado por Iberdrola.

Fernández ha reclamado un amplio consenso político, sindical y empresarial para defender la postura de Asturias en este ámbito dado que la región ya pasó en las décadas anteriores una reconversión de sus sectores tradicionales «y no puede asumir que venga otra».

Para Fernández, esta «pelea« es por el futuro del conjunto de la industria española, un sector que la UE plantea que represente en los próximos años el 20 por ciento del PIB nacional, un porcentaje que en España alcanzan pocas comunidades, entre ellas Asturias.

Por su parte, Llamazares ha alertado de que la postura del nuevo Gobierno no se basa ya en opiniones de la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, si no en decisiones con la postura que ya ha trasladado a la UE y que ha hecho que España «cambie de bando» y pase de estar como hasta ahora junto a los países que aún tienen carbón a situarse con los que optan por la energía nuclear.

«No estamos en el bando ecológico frente al conservador. Estamos en una situación excéntrica que no tiene que ver con la realidad de la industria española«, ha añadido tras advertir de que las eléctricas quieran ahora que se les paguen las nuevas plantas de generación que sustituirán a las de carbón dado que, ha ironizado, siguen pensando que el problema de la luz »se resuelve a oscuras«.

 

Fotos