https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

El segundo muelle aéreo que construye Inditex abre la puerta a convertir la planta de Onzonilla en el armario logístico de Zara en Latinoamérica

Los pales que salen del muelle aéreo de Onzonilla van rumbo al Aeropuerto de Zaragoza. /
Los pales que salen del muelle aéreo de Onzonilla van rumbo al Aeropuerto de Zaragoza.

La nueva inversión del gigante textil permitirá triplicar el movimiento de mercancía |La tecnología para matricular las prendas de la maquinaría de la planta leonesa sería clave para aumentar la capacidad y la venta 'on line'

A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

Inditex, el imperio de Amancio Ortega, apuesta por seguir creciendo. Principalmente, en el mercado 'on line'. Y para ello, refuerza su apuesta por León.

El pasado mes de octubre, el gigante textil concluía con éxito el aterrizaje en León de la facturación mundial de la colección 'Zara Man Vestir' y reconvertía su planta en Onzonilla, tradicionalmente gestor de devoluciones de señora y niño, en su centro logístico de referencia a nivel mundial para una de las tres colecciones de hombre.

Una macroperación económica que trajo implícita un cambio estructural de la fábrica, con la ampliación de las instalaciones, y del modelo laboral, con la incorporación de un turno de refuerzo y un turno de noche y el mantenimiento de la actividad de lunes a sábado las 24 horas del día.

Dos meses después, Inditex reafirma su apuesta por el centro logístico. Lo hace a través de una inyección económica para la construcción de un nuevo muelle aéreo, según han señalado desde la sección sindical de CCOO.

De León a Zaragoza

A pesar de que el calificativo es aéreo, el trasladado de la mercancía desde el muelle de la planta de Onzonilla es por carreteras hasta el Aeropuerto de Zaragoza, convertido en la base de operaciones de Inditex.

La única diferencia es el tamaño de las planchas, que alcanza los tres metros de alto por dos de ancho, y que están diseñados para cargarse directamente en la bodega de los aviones.

En la actualidad, el muelle aéreo de León tiene capacidad para cuatro pales y la nueva infraestructura permitiría alcanzar los once.

Se trataría del segundo muelle aéreo de la planta leonesa y su implantación permitiría hasta triplicar la capacidad. Concretamente, el muelle actual tiene capacidad para cuatro 'super palés' y la previsión es que la nueva infraestructura alcanzase una capacidad de once.

Un muelle aéreo de mayor capacidad y de última generación que abre la puerta a un incremento de la facturación de la planta, concretamente con destinos a los países del denominado 'Cono Sur', centrados principalmente en Latinoamérica.

Es más, algunas voces apuntan a que la intención de la compañía pasaría por implantar en la planta de Onzonilla la facturación de las líneas de señora y niño de Zara para el 'Cono Sur', países que presentan colecciones cambiantes respecto al hemisferio.

Una actividad que la planta ya absorbió durante siete meses a primeros de la década. En la actualidad, la planta ya factura prendas a esa zona aunque es mínimo el volumen de mercancías que se mueven.

En cualquier caso, la dirección de Inditex aún no ha avanzado cuál será la hoja de ruta del centro logístico de León aunque los delegados sindicales entienden que la inversión realizada en esta nueva infraestructura permitirá aumentar su capacidad de distribución e incluso impulsar la venta online.

Previsiblemente, sea con el cierre fiscal cuando el gigante textil ponga encima de la mesa sus verdaderas intenciones en torno a la planta logística de León, enmarcada en la política de refuerzo de la capacidad logística de Inditex y que se está traduciendo en una inversión conjunta de 1.700 millones de euros.

Maquinaría con tecnología RFID

Una estrategia que responde al crecimiento del negocio online de la compañía, en el que podría jugar un papel clave el centro logístico de Onzonilla.

Las últimas contrataciones han permitido que la factoría alcance a los 303 trabajadores, de los que 270 son de carácter indefinido y están previstas cinco nuevas contrataciones así como la renovación de 15 de los 32 eventuales

La respuesta estaría en la tecnología RFID, un sistema de identificación por radiofrecuencia que permite matricular a todas las prendas a través de las alarmas de las prendas a su llegada a los diferentes centros logísticos.

Una tecnología en la que se basa la maquinaría que tradicionalmente ordenaba la ropa de las devoluciones. De ahí el cambio del software que ha permitido reprogramar la 'súper máquina' para ejecutar la operación a la inversa. Una idea que ha cuajado y que se ha extrapolado a la macro nave de Holanda.

Consolidación de plantilla

De ahí que el objetivo de expansión del comercio 'online' podría tener su efecto positivo en la planta de Onzonilla, que en el último año ha consolidado una plantilla por encima de los 300 trabajadores.

Concretamente, las últimas contrataciones han permitido que la factoría alcance a los 303 trabajadores, de los que 270 son de carácter indefinido. Asimismo, la dirección de la planta ha anunciado cinco nuevas contrataciones así como la renovación de 15 de los 32 eventuales.

En el marco laboral, desde la sección sindical de CCOO insiste en la necesidad de recuperar la rotación durante la jornada para minimizar la posibilidad de enfermedades profesionales y accidentes de trabajo. Asimismo, según señalan, sigue pendiente por parte de la empresa la formación del personal para un mejor desempeño y articular correctamente el sistema de rotaciones.

Inditex, desde 2006

A finales de octubre de 2006, el grupo textil Inditex ponía en marcha en menos de un año desde la adquisición de los terrenos, una gran plataforma logística en el Polígono Industrial de Onzonilla, que venía a reforzar su infraestructura en el noroeste peninsular.

En ese momento, la plataforma de distribución comenzó a funcionar con una plantilla inicial de 100 trabajadores que, cumpliendo con las previsiones, se reforzó hasta alcanzar los 260 actuaciones.

Para la puesta en marcha del centro -que ocupa 40.000 metros cuadrados de una superficie de 66.000 adquirida en diciembre de 2005 tras el acuerdo firmado con la entidad pública empresarial del suelo, Sepes-, Inditex valoró tanto la ubicación geográfica de León como la disponibilidad de una adecuada red de infraestructuras de transporte.

El día de la inauguración, los responsables de Inditex remarcaban que la elección vino motivada por la ubicación, equidistante de las dos plataformas más importantes -Arteixo y Zaragoza, las infraestructuras, las comunicaciones y los recursos humanos que ofrecía León.