«Visibilizamos las cosas que antes 'no eran para tanto' pero hacían una montaña»

Sara López, estudiante de Veterinaria, ve en el pasado 8M un gran momento tanto para concienciar como para quitarse las cadenas. Una cita que ha ayudado a cambiar «más social que políticamente»

Sara López, en la redacción de leonoticias. / Sandra Santos
Nacho Barrio
NACHO BARRIOLeón

El 8M de Sara tuvo la partida doble de vivirlo tanto en el mundo rural como en la capital. Su jornada, de la que guarda un recuerdo «muy emotivo» comenzó en Valencia de Don Juan. Allí, junto a las más jóvenes de la localidad («que nos ayudaron muchísimo, como asegura), puso la semilla para lo que vendría después en León.

Ocho mujeres para el 8M

«Había un montón de gente y sobre todo me gustó el esfuerzo que pusimos todas en que eso saliera adelante», afirma orgullosa. El caldo de cultivo llamaba a no quedarse en casa. «Con todas las noticias que vivimos como la de la Manada o los asesinatos machistas, había que dar a conocer que el feminismo no da miedo». Sobre las razones de que esto ocurra, Sara señala que «es una palabra que asusta a muchos y no tiene nada de malo, es el desconocimiento y para contrarrestarlo hay que visibilizar».

Sara López.
Sara López.

Las soluciones para un horizonte diferente parecen difusas. «Hay que cambiar las políticas, pero yo creo que ya no nos callamos tanto, no agachamos la cabeza y ahora pedimos más».

La estudiante de Educación Social saca pecho, un año después, de lo logrado. «Visibilizamos las cosas que antes 'no eran para tanto' pero hacían una montaña, aunque políticamente no se haya movido tanto, socialmente sí».

Sara volverá a la calle este 8M. «Iré igual que en la otra convocatoria, con toda la ilusión, ganas y fuerza que tenemos».