Villarroel (Cs): «El gobierno de Diez es el de la improvisación y la falta absoluta de diálogo»

Gemma Villarroel, portavoz de Cs en el Ayuntamiento de León. / I. Santos

La portavoz de la formación naranja confía en que el PSOE cambie de actitud y empiece a trabajar contando con las propuestas de la oposición, tras rechazar la propuesta de una misión a Reino Unido ante el inminente Brexit

A. Cubillas
A. CUBILLASLeón

José Antonio Diez, en su toma de posesión como alcalde de León, lanzó a los grupos de la oposición una invitación al diálogo. Y, sin embargo, tras 100 días con el bastón de mando, el diálogo brilla por su ausencia.

Al menos es la visión de Gemma Villarroel, portavoz de Cs, que lamenta la falta de información que ha marcado esta primera etapa del mandato socialista en León capital. Opacidad sumada a la improvisación, que Villarroel achaca al proyecto de semipeatonalización de Ordoño II.

Improvisación que, puntualiza, ya marcaron proyectos socialistas en la etapa de Francisco Fernándz, como la reestructuración de Fernández Ladreda y la llegada del tranvía.

«El alcalde se encuentra ejecutando cuestiones del mandato anterior, es algo lógico y normal, pero echo en falta el diálogo y me parece impresionante que su primera medida sea algo tan controvertido como el proyecto de Ordoño II. Espero que esta actuación no lleve al mismo resultado que esas dos actuaciones socialistas».

Y aunque aplaude sus misiones al exterior, lamenta que el equipo de gobierno haya rechazo la propuesta de Cs de establecer líneas de contacto con organizaciones empresariales de Reino Unidos ante el inminente Brexit.

«Ha hecho caso omiso de una propuesta nuestra que podría ser clave para atraer inversiones o empresas a León», apuntó Villarroel, que además entiende que la visita a Catar está enfocada de cara a las elecciones del 10 de noviembre.

Además, lamenta el «escaso» esfuerzo entorno al Parador de San Marcos ante el Gobierno de España, más aún cuando «ha demostrado que a pesar de estar en funciones puede subir pensiones y emitir la financiación para las comunidades. ¿Por qué no va a poder pelear por un parador que no sólo no ha avanzado sino que retrocede?», se pregunta Villarroel.

En cualquier caso, se muestra cauta, confiando en una evolución así como un cambio de actitud que pase por entablar el diálogo que prometió en su toma de investidura en la que Cs, recuerda Villarroel, se abstuvo para facilitar la conformación de gobierno.

«Vamos a ser muy cautos. No creemos en las pablaras, creo en los hechos y los hechos son que con este grupo no se cuenta para nada, lo que no quiere decir que no sigamos trabajando por León. Vamos a seguir poniendo propuestas encima de la mesa y esperemos que Diez las tenga en cuenta. Pero hasta que no veamos acciones que de verdad superen un proceso electoral, desde Ciudadanos somos incrédulos».