https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

La unidad de GRS de León colabora en el desmantelamiento de ocho puntos de droga en Asturias y Burgos

La Guardia Civil ha incautado droga, balanzas para su pesaje y dinero en efectivo. . /Guardia Civil
La Guardia Civil ha incautado droga, balanzas para su pesaje y dinero en efectivo. . / Guardia Civil

La Operación Lataba se saldó con ocho detenidos y se practican cinco registros domiciliarios donde se aprehenden 85 gramos de speed, 50 de cocaína, 10 de hachís, 20 de marihuana, sustancias para 'corte' y 1.445 euros

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

Efectivos de la Guardia Civil, entre ellos miembros de los GRS de León, detuvieron en las provincias de Burgos y Asturias a ocho personas, de las que dos ya han ingresado en prisión, en el marco de una operación antidroga denominada 'Lataba', y se desmantelaron cinco importantes puntos de venta de droga, dos de ellos en la comarca burgalesa de La Bureba y tres en Asturias.

Se trata de cuatro hombres y cuatro mujeres, con edades comprendidas entre los 23 y los 51 años de edad como presuntos autores, en distinto grado de autoría, de un delito contra la salud pública por tráfico de drogas, según informaron este jueves fuentes del instituto armado.

En el marco de una de las últimas operaciones antidroga llevadas a cabo por la Guardia Civil en 2018, se ha detenido en la provincia de Burgos a tres personas, con iniciales S.A.C, S.P.M., M.J.A.R., mientras que en Asturias fueron detenidos cinco, con iniciales J.M.M.H., M.F.M.V., P.C.M., R.G.P., F.C.M; dos de ellos ingresaron en prisión.

Se trata de un grupo «muy activo y organizado» y «bien jerarquizado», según las citadas fuentes. Además, destacaron la dificultad que entraña el seguimiento y esclarecimiento de este tipo de ilícitos, dada «la discreción, sagacidad y severas medidas de seguridad que mantenían con sus contactos y consumidores».

Con estas detenciones, precisaron que la Guardia Civil da por desmantelados cinco puntos de venta sistemática de droga (cocaína y speed); dos de ellos en la comarca burgalesa de La Bureba y tres en Asturias. Se aprehendió e incautó el material siguiente: 85 gramos de speed, 50 gramos de cocaína en roca, 20 gramos de marihuana, 10 gramos de hachís, cinco pastillas de sustancia de 'corte' de la droga, balanzas de precisión y útiles para dosificación de la droga, 1.445 euros en billetes de curso legal, así como once números de telefonía móvil.

La Operación 'Lataba' estuvo dirigida por el Juzgado de Instrucción de Briviesca, donde fueron entregadas las diligencias, en coordinación con la U.O.P.J. de Burgos, colaborando en los registros USECIC de Burgos, G.R.S. número 6 de León y Servicio Cinológico de León y Oviedo.

Operación 'Lataba'

El pasado mes de abril, la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Burgos obtuvo información relevante sobre la posible existencia de un grupo delictivo que pudiera dedicarse al tráfico de estupefacientes en la comarca burgalesa de La Bureba. Durante la fase de investigación, las pesquisas se dirigieron a verificar las sospechas iniciales, identificar y localizar a los integrantes (alguno vinculado en el pasado con el tráfico de drogas), conocer su modus operandi, así como a desmantelar los puntos de venta y la aprehensión de sustancias estupefacientes.

Tras multitud de seguimientos discretos e innumerables apostaderos y vigilancias en el entorno de los objetivos, para conocer sus movimientos sin ser descubiertos, dado el recelo y la permanente vigilancia que suelen mantener estas personas, se conocieron los puntos donde se realizaban las transacciones siendo testigos presenciales de ello en alguna ocasión.

Primera y segunda fase de la explotación

Las indagaciones permitieron identificar a S.A.C. como el principal cabecilla del grupo que distribuía la droga en una localidad burgalesa, apoyado por dos mujeres, su actual pareja y una amiga de ésta. Estas personas fueron detenidas tras dos registros domiciliarios con mandamiento judicial, donde se incautaron sustancias estupefacientes, sustancias de corte y balanzas de precisión, bolsitas para dosificar y precintos, así como teléfonos móviles, lugares desde donde se cerraban muchas de las transacciones además de servir de almacén de la droga.

Las investigaciones habían llevado hasta una localidad de Asturias. Allí fueron identificadas y detenidas cinco personas más, entre ellas J.M.M.H., siendo éste el proveedor del estupefaciente que más tarde era vendido al menudeo en Burgos. Se realizaron otros tres registros domiciliarios, donde se aprehendió más droga, dinero y útiles para pesaje y preparación de las dosis.