Unicaja quiere aplicar un plan de prejubilaciones y movilidad geográfica que afectará a EspañaDuero

Sucursal de EspañaDuero en el Paseo Zorrilla de Valladolid/Ramón Gómez
Sucursal de EspañaDuero en el Paseo Zorrilla de Valladolid / Ramón Gómez

El banco malagueño ya negocia con los sindicatos la salida «no traumática» de más de 1.000 empleados y el traslado de oficina de otros 350

Ángel Blanco Escalona
ÁNGEL BLANCO ESCALONALeón | Valladolid

Una vez culminada la absorción de EspañaDuero, Unicaja Banco ya avisó de su intención de acometer «sin prisa, pero sin pausa» un plan de ajuste de plantilla y cierre de sucursales. Sería el primero en el que se vería involucrada la entidad andaluza, si bien no su vertiente castellana y leonesa, EspañaDuero.

El objetivo es recortar el número de empleados –que ahora ronda los 7.000–, así como «implementar medidas de movilidad geográfica y modificar determinadas condiciones de trabajo». La dirección de la entidad se reunió en la tarde de eset miércoles con los cuatro sindicatos que representan a su plantilla (CC OO, UGT, Secar y CSICA) y dio algunas pistas más concretas: 1.038 salidas «no traumáticas» y propuesta de traslado de puesto de trabajo para 350 empleados.

Según las fuentes sindicales consultadas, durante el encuentro la empresa no confirmó, como habían sugerido algunas voces, que el ajuste de plantilla vaya a concentrarse en la red original de Unicaja y la movilidad en la de EspañaDuero. Tanto uno como la otra tendrían pues como sujetos potenciales a trabajadores andaluces y castellanos y leoneses.

Desde los sindicatos malagueños comentaron que el número de empleados de Unicaja mayores de 55 años rondaría el millar, es decir, el 15% del total. Desde los de Castilla y León explicaron que a pesar de que la plantilla aún está inmersa en el ERE que concluirá a final de año, también habría un número indeterminado de trabajadores que podrían volver a entrar en un programa de prejubilaciones. La dirección de la entidad plantea sus planes a tres años y desea que la salida de empleados se realice de forma no traumática y en su mayoría a través de prejubilaciones.

Dado que la mesa de negociación acaba de abrirse, la cifra de afectados podría terminar siendo más reducida. Además, la empresa pretende armonizar las condiciones laborales del grupo (además de EspañaDuero, Unicaja absorbió la Caja de Jaén) con las que de los trabajadores de la matriz malagueña.

Contenido Patrocinado

Fotos