El turismo idiomático y la vivienda entran en la primera reunión de la Asociación de Residencias y la ULE

Reunión mantenida este miércoles./
Reunión mantenida este miércoles.

El presidente de Reule, Adrián Álvarez, presentó la Asociación y su voluntad de colaborar regularmente con la ULE en cualquier proyecto o actividad que requiera el alojamiento de estudiantes

LEONOTICIAS

La Asociación de Residencias Universitarias de León, adscrita al CEL, ha mantenido esta mañana su primera reunión de trabajo con el rector de la Universidad de León, Juan Francisco García Marín, y la vicerrectora de Estudiantes y Empleo, Ana Isabel García, para trasladarles los objetivos, preocupaciones y demandas de la recién creada agrupación.

El presidente de Reule, Adrián Álvarez, presentó la Asociación y su voluntad de colaborar regularmente con la ULE en cualquier proyecto o actividad que requiera el alojamiento de estudiantes. La Asociación está integrada inicialmente por cinco residencias universitarias privadas de León que representan el 80% de las plazas existentes en la ciudad y que emplean a cerca de un centenar de trabajadores, con un volumen de negocio cercano a los 3.650.000 euros.

Álvarez explicó también los fines que persigue la Asociación y las principales preocupaciones y demandas de los empresarios que están al frente de esta actividad empresarial. «Pretendemos que se reconozca a la Asociación de Residencias Universitarias de León como interlocutor válido del sector de alojamientos universitarios y establecer un marco de colaboración fluida y periódica con la ULE para desarrollar distintos proyectos y actividades en común como puede ser el turismo idiomático, la mejora del programa vivienda, la colaboración en la difusión de información relativa a becas, concursos, actividades culturales, deportivas, etc de la Universidad, de las nuevas titulaciones, grados, másteres, y de los posibles proyectos de nuevas residencias universitarias en León y Ponferrada», resumió Adrián Álvarez.

El rector de la ULE tomó buena nota de las sugerencias y peticiones de la Asociación y se comprometió a colaborar en el «limitado» turismo idiomático que tiene la ciudad y a implementar algunas mejoras en el programa vivienda, en concreto en el apartado de pisos de alquiler para garantizar en la medida de lo posible la fiabilidad y garantías legales de dichos alquileres, además de establecer una encuesta de satisfacción a los estudiantes que usan tal servicio, para detectar posibles irregularidades o quejas.

En representación de la Asociación de Residencias Universitarias de León participaron en el encuentro de trabajo su presidente, Adrián Álvarez (Residencia la Asunción), Manuel Herrero (Residencia Emilio Hurtado), Julio Álvarez (Tagaste) y Esteban Iglesias (Residencia Unamuno), además del gerente del CEL, Jorge Vargas.