Casi un tercio de los alumnos habían acumulado algún retraso en León a los 15 años en el curso 2016-2017

Casi un tercio de los alumnos habían acumulado algún retraso en León a los 15 años en el curso 2016-2017

La cifra se reduce considerablemente entre las mujeres, al 27%, frente al de los hombres, del 35,7%

ICAL

Casi uno de cada tres alumnos había acumulado algún retraso en Castilla y León a los 15 años en el curso 2016-2017, concretamente el 31,7 por ciento de los escolares de la Comunidad, un porcentaje similar al de España, del 31,4 por ciento.

Los datos extraídos del informe 'Las cifras de la educación en España 2016-2017', publicado este martes por el Ministerio de Educación y Formación Profesional, indican que este retraso es consecuencia, en parte, de la repetición.

Cataluña, País Vasco y Navarra son las tres comunidades con un menor porcentaje de acumulación de retrasos entre los escolares españoles, pues en cada una de ellas lo ha hecho el 20,8 por ciento, es decir, uno de cada cinco en la región catalana; un 23,8 por ciento en País Vasco y un 26,5 en Navarra.

Por contra, a excepción de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, con porcentajes del 47,4 y 43 por ciento de retrasos, cerca de la mitad de los alumnos a los 15 años, los principales casos en este sentido se dan en Aragón, con un 41,5 por ciento de los escolares que a esa edad ya cuentan con algún retraso en su edad idónea; y Murcia, con el 38,2 por ciento.

En Castilla y León, del 31,7 por ciento que sumó retrasos, algo más de la mitad ya los arrastraba de Educación Primaria (el 16,3 por ciento del total), mientras que un 15,4 repitió por primera vez en Secundaria. En España sucedió, casualmente, lo contrario. Un 15,1 por ciento de los alumnos de 15 años habían repetido en la primera fase de sus estudios, mientras que un 16,4, al iniciar la segunda.

Por sexos, el porcentaje entre los hombres es muy superior al de las mujeres. Así, sólo el 27 por ciento de ellas arrastraba algún retraso entre cursos educativos a los 15 años, la misma cifra que la media nacional, mientras que el colectivo masculino eleva los datos al 36,2 por ciento. En España, es algo inferior, pues un 35,7 por ciento de los hombres acumulaba algún tipo de retraso escolar