El Tarcyl tumba por segunda vez el contrato de la luz de León por «una falta de motivación» a la hora de adjudicarlo

Una farola en al Calle Ancha. / Noelia Brandón

Tras la denuncia de Ferrovial, el equipo de gobierno aclara la decisión del Tribunal en la necesidad de «acreditar una mayor justificación de la confidencialidad» expuesta por la empresa OHL y la mesa de contratación remitirá «una valoración más profunda de la cuestión técnica»

RUBÉN FARIÑASLeón

La adjudicación del contrato de la luz de la ciudad de León vuelve a quedar en suspenso. El Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de Castilla y León ha dado la razón a Ferrovial y reclamará a OHL-Fermasa , empresa ganadora del concurso, y al Ayuntamiento de León una justificación más amplia.

El Tarcyl ha resuelto que el órgano de contratación debe pedir a la empresa adjudicataria una acreditación mayor acerca de la justificación de confidencialidad y éste, a su vez, debe valorar en base a la documentación que reciba ahora quién debe ser la compañía ganadora de la oferta.

El portavoz del equipo de gobierno ha justificado la situación en un derecho de las empresas basado «en motivaciones técnicas o de carácter comercial». Además ha recordado que ambas ofertas alcanzaban un 90% de confidencialidad en su propuesta.

De acuerdo con ello, el órgano de contratación «motivará más esa justificación y hará una valoración más profunda de la cuestión técnica». Todo ello debería llevar a dar por concluido, una vez más, el proceso de adjudicación del contrato.

Ahora la mesa tratará de subsanar las formalidades requeridas por la empresa denunciante y el Tribunal Administrativo y ello provoca que el Ayuntamiento de León de un paso atrás.

Antecedentes

«Se había adjudicado el contrato pero no se había procedido a la firma correspondiente», ha apuntado Fernando Salguero, por lo que el proceso vuelve a estado de adjudicación y se retrotrae a ese momento.

Si no se hubiera presentado esta reclamación, se hubiera firmado y puesto en marcha el servicio público integral de iluminación.

Sin embargo esta sentencia obliga a que de nuevo este macrocontrato quede en 'stand by'; OHL debe justificar su confidencialidad y el Ayuntamiento ampliar la valoración que le llevó a adjudicar los trabajos a dicha compañía.

Contenido Patrocinado

Fotos