El sector de la edificación avanza en su descarbonización para alcanzar el consumo casi nulo en el parque de vivienda de León

PEIO

Una jornada aborda el objetivo de emisiones cero en el sector de la construcción y que con el que sólo cumplen las viviendas construidas desde 2017 | La nueva estrategia de eficiencia energética aspira a reducir el consumo de energía en Castilla y León un 40% en la próxima década

A. Cubillas
A. CUBILLASLeón

El reto final, lograr un modelo energético sostenible. El cómo, a través de la descarbonización de la economía y el impulso de las energías renovables. Una descarbonización que afecta a los sectores de la edificación y la construcción, con el objetivo de emisiones cero.

Ha sido el hilo conductor de la jornada celebrada en el Ente Regional de Energía de la mano de UGT, en la que varios expertos han analizado el presente y los pasos a seguir para impulsar el parque de viviendas de consumo casi nulo.

Un reto enmarcado en la estrategia de eficiencia energética de Castilla y León 2020 que ha cumplido con los objetivos de la Unión Europea tras la reducción en un 20% de emisiones de gases de efecto invernadero y alcanzar un ahorro del 20%.

Así lo señaló el nuevo director del ERE, Alfonso Arroyo González, que recordó que en la actualidad Castilla y León ha alcanzado un nivel de ahorro energético del 32% con el objetivo de alcanzar el 40% en el 2030.

Por ello, la Junta ya trabaja en la elaboración de la nueva estrategia 2030 en la que se definirían las estrategias para impulsar la eficiencia energética de las viviendas públicas y privadas y lograr la exigencia de consumo casi nulo que sólo cumple las edificaciones construidas a partir del 2017.

El director del EREN atiende a los medios de comunicación.
El director del EREN atiende a los medios de comunicación. / Peio

Para ello, el Gobierno prevé impulsar una línea de ayudas que permitirá a 1,2 millones de viviendas recibir subvenciones, de las que 75.000 corresponderán a Castilla y León. A ello se sumarán la subvención de la Consejería de fomento y Medio Ambiente enmarcado en el Plan de Vivienda y Suelo.

«Apostamos porque esa renovación se produzca en emisiones y en renovables, es decir, apostamos por las energías alternativas como la biomasa o las bombas de calor. Costará porque esto no se hace de la noche a la mañana pero combustibles como el carbón poco a poco tienden a desaparecer», apuntó Arroyo González.